Posted by Anaquitamanchas | Sencillez nunca fue sinónimo de obviedad… Aunque es verdad que limpiar el polvo es de las tareas más fáciles, merece la pena fijarse en estos cuatro consejos… Porque no siempre se sabe si de verdad los plumeros electroestáticos son lo mejor ni si las microfibras conviene humedecerlas… Al menos yo conozco casos en los que se tiene tan claro.

Consejos para limpiar bien el polvo

  • El paño o el plumero tienen que estar limpios. A continuación te explicamos cómo usar mejor la microfibra, el plumero electrostático y también algunos consejos en el caso de tener que utilizar spray de muebles.
  • Hay que quitar el polvo de todas las superficies, no sólo de los tableros horizontales, sino también de los paneles verticales, puertas, travesaños y patas (aquí se usa el plumero).
  • El paño se desliza por los muebles en líneas paralelas, no en espiral, para evitar dejar esquinas sin limpiar.
  • En cada habitación es bueno seguir un orden, comenzar por la entrada y seguir alrededor hasta llegar de nuevo al punto de partida; en cada parte es mejor limpiar primero las zonas altas e ir bajando.

¿Qué utilizamos para limpiar el polvo?

  1. Plumeros electrostáticos: se usan antes de utilizar el paño de polvo sobre el resto de las superficies, pues el plumero únicamente levanta el polvo sin recogerlo, y por lo tanto pueden ensuciarse los objetos colocados debajo. Los de nylon son los más efectivos: tienen la capacidad de retener el polvo, ya que se carga electrostáticamente al girarlo a derecha e izquierda con las dos manos desde el mango. Se pueden lavar en un cubo, utilizando agua templada y detergente neutro –sin frotarlo-, dejándolo después colgado para que seque bien. Conviene tener en cuenta que las fibras de este tipo de plumero se estropean al ponerse en contacto con una superficie caliente.
  2. Microfibras: para limpiar el polvo van muy bien las microfibras. Es importante realizarlo bien, pues si se hace de manera superficial se consigue sólo una movilidad del polvo, que se depositará de nuevo sobre los muebles al cabo de poco tiempo. La forma de la fibra, en las microfibras, les confiere una alta capacidad de absorción: tanto que, de hecho, absorbe el doble que el algodón. Es práctico llevarlo doblado, pues así se puede cambiar de doblez y siempre se utiliza una parte del mismo. En general las microfibras son finas y ligeras, y tienen la ventaja de que no se necesita ningún producto de limpieza. Resisten muchos lavados, no se deforman, no se encogen, ni se agrandan. Para mantenerlas en buen estado lávalas a 40º y, a la hora de secarlas en la secadora, utiliza un programa con baja temperatura y no las seques del todo: si las dejas un poco húmedas, limpiarán mejor el polvo.

¿Cómo se utiliza el spray para limpiar muebles?

Si limpiamos el polvo con un spray de muebles, es mejor usar un spray a base de silicona, porque no dejan residuo graso en los muebles.  Para hacerlo se extiende el paño de algodón limpio sobre una mesa. Se rocía con el producto, es importante que no quede muy húmedo. Se dobla en cuatro partes con la zona húmeda hacia dentro y se empieza a limpiar con uno de los cuadrantes. Lo mejor es llevar el paño doblado en cuatro, y se va limpiando con cada una de las cuatro dobleces del paño sucesivamente. No se debe rociar el producto directamente sobre los muebles.

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Loli Hernández
    Responder

    ¿Cómo hago si no tengo secadora y en Madrid se me secan o mejor dicho se me quedan torradas?

    • Cuatro Frases
      Responder

      Lo que yo haría pero es bastante obvio, seguro que te parece básico es rociarlas con un spray con agua, doblarlas y ponerlas todas juntas que mantengan la humedad…

      • Loli Hernández
        Responder

        Mil gracias, lo haré, no te creas , no se me ocurrió doblarlas y apilarlas, lo que hacía es al utilizarlas mojarlas.

        • María Francisca Coma
          Responder

          Si no tienes secadora. Ponlas a secar normal. Cuando vayas a usarlas la mojas un poquito y las retuerces bien, lo más que puedas y con la bayeta así, un poco húmeda, limpias el polvo.

Deja un comentario