Posted by Anaquitamanchas | Igual que existen ‘locos por el fútbol’… existen ‘locas por las manchas’. O mejor dicho, en concreto, locas por el desmanchado. Este es nuestro caso. Publicamos hoy estas cinco ideas -renunciando excepcionalmente a nuestro número estrella, el cuatro- para orientar sobre algunos pasos certeros que conviene dar para eliminar con éxito las manchas.

1 ropa

No dejes pasar tiempo

Las manchas hay que intentar eliminarlas cuánto antes, de esta manera se facilita el desmanchado. Si pasa tiempo la mancha se fija, si además metemos la ropa a lavar  -sin hacer nada- la mancha casi siempre, seguirá en la ropa…y todavía peor si planchamos la mancha, nos “aseguramos” que se ha fijado más que antes. También fija las manchas el uso de un producto ácido sobre una mancha de origen desconocido.

Antes de lavar asegúrate que has visto todas las manchas de tu ropa, si no quieres volver a repetir el proceso, de lavar, secar y planchar de nuevo.

2 ropa

¿De qué podría ser la mancha según su color?

  • Si es amarilla, podría ser de: betún, mantequilla, limón, mayonesa, mostaza, orina, sudor, yema de huevo
  • Si es azul, podría ser de: tinta de bolígrafo, tinta, betún
  • Si es beige, podría ser de: cerveza, sidra, coca-cola, frutas
  • Si es blanca, podría ser de: cola, clara de huevo, harina, pasta de dientes, cremas, betún blanco, helado
  • Si es castaña, podría ser de: ketchup, chocolate, cacao, café, óxido, sangre (mancha antigua)
  • Si es gris, podría ser de: barro, moho, pintura
  • Si es negra, podría ser de: alquitrán, betún, tinte, grasa de máquinas, tinta negra
  • Si es roja, podría ser de: barra de labios, mercurocromo, tomate, esmalte de uñas, mermelada
  • Si es rosa, podría ser de: dentífrico, pinturas de uñas, lápiz de labios, corrector
  • Si es verde, podría ser de: menta, hierba, Kiwi, pistacchio
3 ropa

En las fibras sintéticas las manchas se fijan menos

Las fibras naturales son más difíciles de desmanchar que las fibras sintéticas. Por ejemplo en el poliéster, las manchas no se fijan de la misma manera y es más fácil que desaparezcan.  Es especialmente importante tener cuidado a la hora de desmanchar la lana y la seda,  porque podemos estropear el color.

En todo caso -en fibras naturales o sintéticas – hay que evitar frotar en la zona manchada, de manera enérgica, porque puede pasar que por tratar de eliminar una mancha, lo que quitemos sea el color de esa zona.

4 ropa

Si la mancha empieza a salir, sale siempre

En el caso de que vayamos a aplicar un producto quitamanchas sobre la mancha, se aplica con cuidado, se aclarar inmediatamente, se seca para ver si la mancha disminuye de intensidad. En caso afirmativo repetir la operación. Se prueba siempre antes en un dobladillo o en una zona que no sea muy visible.

Cuando, actuando de una determinada forma, se obtenga mejoría hay que continuar sin variar el método. Solo cuando la mejora sea mínima o nula cambiaremos nuestra forma de actuar. Hay un principio general que nunca falla: cuando una mancha empieza a salir, sale siempre.

5 ropa

O lavado en agua o limpieza en seco...

El lavado en agua y la limpieza en seco, son dos sistemas muy diferentes de lavar. Algunas prendas permiten los dos tipos de lavado, otras sólo se pueden lavar en agua y otras sólo en seco.

Conviene establecer una separación estricta entre el agua y el disolvente. Una zona tratada con agua se ha de secar muy bien antes de tratarla con disolvente, del mismo modo, una zona tratada con agua se ha de secar bien antes de pasar la prenda por la máquina de seco.

Desmancha antes... y si no después

Alguien se podría preguntar si pasa algo si no se eliminan antes las manchas. En realidad hay muchas manchas que sí que conviene tratar de eliminarlas antes de lavar, por ejemplo el café, las manchas de sangre, las de vino. No hace falta que salgan del todo pero sí que pierdan intensidad -de color- porque el resto de la mancha seguramente saldrá en la lavadora.

Otras manchas más superficiales, pueden salir si no se hace nada…y algunas manchas, como las manchas de grasa, siempre, siempre hay que tratarlas antes de lavar la ropa.

Y siempre, siempre, siempre hay que empezar por el método menos agresivo -agua y jabón- y continuar con otros más agresivos, como desmanchantes naturales y en último término los desmanchantes comerciales…pero con cuidado, hay que saber cómo usarlos.

Recommended Posts

Deja un comentario