Posted by Anaquitamanchas | Seis… y ni uno más. Y hay a quién le parecerá un exceso, pero en algunos casos son necesarios seis tipos de productos para lavar la ropa. Porque no es lo mismo lavar la ropa a mano que utilizar un programa de la lavadora. Ni desmanchar una prenda con grasa que eliminar una mancha de tinta… El gran descubrimiento para algunos es que basta con tres tipos de detergentes para lavar la ropa y que los blanqueantes sólo tienen efecto a partir de 60º  de temperatura… Publicamos hoy en pocas líneas una descripción básica sobre cada producto imprescindible para lavar la ropa:

  • Detergente para ropa blanca: conviene tener un detergente que mantenga el blanco de la ropa personal o de la casa especialmente sábanas, toallas etc. que contenga enzimas, blanquedor óptico y blanquedor químico (no debe usarse para ropa de color). Los detergentes para ropa blanca suelen contener oxígeno o cloro. Si el detergente tiene el blanqueante incorporado, no hace falta usar además otro blanqueante. Actualmente casi no se usan blanqueantes que contengan cloro; es mejor utilizar blanqueantes basados en oxígeno como por ejemplo el perborato y el percarbonato.
    • El perborato es eficaz a partir  de 60ºC.
    • El percarbonato blanquea a cualquier temperatura y no libera ninguna sustancia tóxica.
  • Detergente para ropa de color:  no contiene blanqueantes. Las fórmulas de los detergentes para color contiene polímeros protectores del color que evitan la transferencia de colores entre las prendas y su degradación. Estas sustancias químicas pueden además, alisar las fibras de las prendas para mantener la intensidad de los colores.
  • Detergente neutro para lavar prendas delicadas (especialmente lana y seda). Los tejidos delicados como la lana o la seda son muy vulnerables a los ataques de las enzimas que incorporan la mayoría de los detergentes convencionales.
  • Jabón de taco: para lavar a mano – cuellos, puños, manchas de grasa- antes de meter la prenda en la lavadora.
  • Suavizante: para toallas, prendas de lana, para prendas de poliéster. En realidad, su uso no es imprescindible pero va bien usarlo por ejemplo una vez al mes para las toallas.
  • Amoníaco: actua como solvente en manchas como sangre, comida y proteínas. También reacciona químicamente con algunas manchas ácidas grasas; es práctica la mezcla de 50 ml detergente neutro/100 ml amoníaco/ resto agua hasta completar un litro. Se usa también para una limpieza de la ropa antes de guardarla, especialmente la ropa de invierno, que no está muy sucia, en lugar de llevarla a la tintorería. Se pasa un cepillo mojado en una mezcla de agua – 500 ml- y 100 ml de amoníaco. Se va secando al mismo tiempo con un trapo blanco de algodón.
  • Desmanchantes de proteinas, de tanino, de grasa pesada, para manchas de óxido. En los supermercados hay productos desmanchantes para manchas específicas, no hace falta tener todos, si no comprar en la medida en que se necesiten.

 

Recommended Posts

Deja un comentario