4hrnzsx0_Weber_AlbertoQue el dolor forma parte de nuestras vidas es una realidad tan básica como que todos necesitamos dormir, comer y respirar. La profesión de médico es inagotable, sin fronteras. Nunca tocará techo. Siempre serán necesarios. Y en esto veo yo un claro punto de conexión con los profesionales del hogar, porque quienes se dedican a las tareas de la casa son auténticos quita pesares.
Pero aún hay más. Y es que si hay alguien que sepa de pequeños detalles, de atender al más leve síntoma y de dar importancia hasta al más mínimo mensaje que otro pueda hacernos llegar, esos son los médicos. Mentes humanísticas cuyas ideas tienen un soporte científico, riguroso y sólido… pero que -a la vez- dan primacía a ‘alertas’ tan subjetivas como son una mirada, un gesto o la intuición de que aunque la habitación está a veinte grados, cabe la posibilidad de que el enfermo tenga frío. Y si se le pregunta a un doctor sobre los trabajos del hogar ¿qué nos encontramos? Con Alberto Weber -que ejerce como médico en Suiza- una idea genial sobre las tareas de la casa: “Una de las benevolencias de los trabajos del hogar es precisamente evitar futuros problemas. El ‘que todo va bien’ sin saber exactamente por qué”…

1.- ¿Qué le dicen estas tres palabras: “Trabajos del hogar”?
Rápidamente: Hogar, familia, seguridad, apoyo, orden, silencio…….
El primer pensamiento que me evocan estas tres palabras es que para que existan tales trabajos, primero tiene que haber un hogar. A continuación, que los trabajos del hogar son básicos para mantener el concepto de hogar.
Dicho esto, me parece extremadamente importante el valorar y encumbrar este tipo de trabajos, no remunerados, altruistas, extremadamente laboriosos y consumidores de tiempo, especialmente en una sociedad cada vez más individualista en la cual lo más premiado y valorado es el éxito profesional, material y monetario en una carrera en el tiempo desenfrenada aunque, paradójicamente, nadie es capaz de definir en qué consiste tal éxito y, sobre todo, cuál es la meta de tal carrera sin sentido.
Los trabajos del hogar son en sí mismos la meta, el pilar que sostiene un hogar, en el mejor de los casos, una familia, es decir, el éxito.

2.- En una conferencia a la que asistí recientemente, una personalidad pública italiana -de profesión médico- comparó las propiedades de la medicina con los trabajos del hogar y subrayó que también en los trabajos domésticos – en estrecha relación con el cuidado de la persona- se podría hablar de estos tres adjetivos: preventivo, curativo, predictivo ¿Está de acuerdo con esta afirmación?
Yo, como médico, valoro mucho este comentario y me parece una comparación muy acertada. Aunque, de los tres adjetivos resaltaría el primero, la prevención; al igual que en medicina, es el más importante. Y una de las benevolencias de los trabajos del hogar es precisamente eso: el evitar futuros problemas. El ‘que todo va bien’ sin saber exactamente por qué…

3.- ¿En su vida familiar y profesional actual en qué reconoce lo que ha supuesto el papel de su madre, el apoyo de una vida familiar, la atención del hogar en el que vivía?
Actualmente, como recién casado y como padre de familia primerizo, todo esto compaginado con la profesión de cirujano cardiovascular, con todo el tiempo que estas tareas conllevan es -creo yo- cuando más aprecio la estructura familiar en la que he tenido la suerte de ser educado y el grandísimo esfuerzo, entrega, dedicación y organización que, en silencio y con alegria, realizó mi madre.

Alberto Weber: “Una de las benevolencias de los trabajos del hogar es precisamente evitar futuros problemas. El ‘que todo va bien’ sin saber exactamente por qué”

4.- ¿Qué diferencia hay -a simple vista- en el reconocimiento social de este tipo de trabajos en su país de origen (España) y el país en el que reside (Suiza)?
Tradicionalmente, la familia era más valorada en España. Y digo era, porque existe una cierta diferencia entre las dos sociedades en lo que respecta a la evolución de la integración en la vida laboral por parte de la mujer. Por un lado, es cierto que las mujeres en suiza pueden votar solamente desde 1971!! A partir de ahi, actualmente la integración de la mujer/madre a la vida laboral está mucho más avanzada que en España. Los apoyos de empresas, y derivados para con la madre están mucho más presentes y son mucho más flexibles en Suiza. En primera instancia se podría pensar que esa promoción e igualdad de la mujer en el trabajo podría llevar consigo una dejadez o un menosprecio de la atención del hogar por parte de las madres que quieren reintegrarse pronto al trabajo. Esto puede haber sido así en un principio. Sin embargo, ese ‘boom’ de oportunidades para la mujer, el cual en España no ha hecho más que empezar, ha llevado a la actual generación de madres en Suiza a valorar realmente la importancia del hogar. En resumidas cuentas, en mi opinión, los trabajos del hogar en Suiza están más bien en auge y en España en decadencia, debido a las ‘nuevas’ oportunidades para la mujer y probablemente también en tiempos de crisis, por la necesidad de que los dos cónyuges tengan que trabajar.

5.- ¿Por qué le parece que vale la pena el desarrollo del pensamiento en torno a los trabajos del hogar?
Porque es uno de los pilares indiscutibles de la unidad familiar, que es la base de la sociedad, cristiana, laica o lo que sea. Y refiriéndome a la sociedad cristiana, incluyo encantado a católicos, marcionitas, arrianos, nestorianos, coptos, jacobitas, ortodoxos, cátaros o albigenses, anglicanos, protestantes, veterocatólicos, etc, porque todos tenemos el mismo principio de convivencia, aunque algunos parecen querer olvidarse…

6.- ¿Cómo se imagina una sociedad en la que desaparecieran este tipo de trabajos?
No me la puedo imaginar como sociedad…

7.- ¿Qué perdemos cuando no los valoramos en sí mismos o a las personas que los realizan?
La autoestima, el norte.

Recent Posts
Showing 2 comments
  • Leticia Muñoz Alvarado
    Responder

    Este artículo me parece lo más bonito que he leido sobre los trabajos del hogar y lo que lo hace especial es que lo escribe un médico.

  • Responder

    Que gozo tan grande. Un cirujano cardiovascular, desde Suiza, dejando tan claras ideas acerca de los trabajos del hogar y su dimensión social. Y esto solo está empezando… Esperemos un poco más y veremos un cambio radical en todo el mundo.

Deja un comentario