comoponerlalavadoraPosted by Anaquitamanchas | No son pocas las veces que se oye decir “Es que yo no sé ni poner una lavadora”…Y uno se para a pensarlo y la verdad es que no hay que dar por descontado que sea de todos sabido qué cajoncito es el del prelavado – a veces está indicado con un I-, cuál es la parte del jabón del lavado- a veces indicado con un II- y, si lo usamos, dónde se echa el suavizante y dónde la lejía. Publicamos hoy esta sencilla información sobre cómo se debe poner una lavadora… En cuatro sencillos pasos que se resumen en cuatro frases: leer las instrucciones, llenar la lavadora, añadir la cantidad de detergente adecuada y seleccionar el ciclo de lavado.

  1. Lo primero que hay que hacer es leer las instrucciones de la lavadora. Hay que dedicar tiempo a hacerlo, aunque parezca que no, porque así no sólo la usaremos bien, si no que le sacaremos todo el partido y conoceremos todas las utilidades o funciones que tiene.
  2. Se llena la lavadora con la ropa que anteriormente hemos clasificado y preparado. Llena el tambor pero deja algo de espacio para que pueda moverse la ropa: debes poder, al menos, mover tu puño por encima de la ropa en el tambor. Ten en cuenta que:
    • Si se trata de ropa delicada conviene reducir la cantidad de ropa.
    • Hay que separar siempre la ropa blanca -o clara- y la de color, para evitar los desteñidos.
    • Si lavas una carga combinada, selecciona siempre la temperatura y la velocidad de centrifugado más bajas recomendadas.
    • No sobrecargues la máquina porque se puede producir un daño permanente en la ropa:  si la ropa no tiene suficiente espacio para moverse dentro de la lavadora, se puede acumular detergente o suavizante y quedan unas “aureolas” de color blanco. Se aconseja lavar del revés: vaqueros, camisetas estampadas y ropa similar.
  3. Lo siguiente es añadir la cantidad adecuada de detergente y -si hace falta- añadir blanqueante o suavizante. La cantidad de detergente depende de:
    • Dureza de agua: si tiene mucha cal hace falta más detergente o un detergente especial.
    • Cantidad de ropa.
    • Grado de suciedad de la ropa.
  4. Selecciona el ciclo de lavado adecuado, cierra la puerta y pulsa el botón “Inicio” (Start). La temperatura adecuada depende de la carga que laves, pero en muchos casos con 30º ó 40º, se logran muy buenos resultados. Lavar  a temperaturas bajas -si la ropa no está muy sucia- evita muchas veces los desteñidos.

                                                                 

Recommended Posts

Deja un comentario