Posted by Anaquitamanchas | Fue hace ya unos tres años, pero sigue en vigor. Resulta que contactó con nuestra web una periodista de radio, ‘sencillamente’ porque necesitaba saber cómo guardar la ropa de temporada evitando esas conocidas e indeseables manchas amarillas que aparecen año tras año. Encontró la solución. Y no sólo eso: nos hizo una entrevista… Fue muy buen intercambio. Y es que esa es la realidad cuando llega el verano –o el cambio de estación- y guardamos la ropa durante unos meses. Si no se hace bien, se echa a perder. ¿Cómo la guardamos para que cuando la saquemos en la próxima temporada esté en perfectas condiciones?

1negro

Guarda la ropa por tipos, camisetas con camisetas, pantalones con pantalones etc. Es mejor colgar -que doblar-  las faldas, pantalones, trajes etc. en perchas, y para que estén bien la próxima temporada, se guardan en bolsas protectoras de plástico o de tela.  Las faldas mejor en perchas de pinzas. No conviene utilizar perchas de alambre porque pueden deformar las prendas. Las chaquetas y las blusas, cuando las colguemos si se abrochan uno o dos botones de la parte de arriba, se mantiene mejor su forma.

2 negro

Lo demás lo guardamos en bolsas de plástico; todo limpio y bien planchado. Si lo guardamos bien, cuando lo saquemos lo usaremos directamente o le daremos un planchado ligero para quitar algunas arrugas que se hayan formado en este tiempo. Los jerseys y chaquetas de lana se conservan mejor bien doblados, porque si se cuelgan pueden perder su forma. Las prendas de piel no se guardan en plástico, porque necesitan ventilación, mejor en funda de tela. Guardar los zapatos limpios y con papel de periódico u otro papel dentro en la parte de delante para que no se deformen.

Para evitar la humedad se puede poner un poco de bicarbonato en una bolsita pequeña de tela.

3 negroA veces al final de temporada – invierno, verano-  algunas prendas las llevamos a la tintorería para guardarlas limpias. Pero lo mejor es que hay ropa que podemos limpiar en casa, en el caso de prendas que necesiten limpieza en seco  y que todavía no requieran una limpieza a fondo, porque la hemos usado poco, porque está bastante limpia… (por ej. abrigos, trajes de chaqueta de lana etc).

Es muy sencillo: ponemos en un barreño agua y chorrito de amoníaco (proporción 300 ml de agua/50 ml amoniaco). Mojamos un cepillo en esta mezcla. Pasamos por la prenda suavemente. Recogemos la suciedad con un paño blanco de algodón. Lo hacemos por partes, es decir no cepillamos toda la prenda y al final, secamos con un paño blanco, si no que aplicamos la mezcla con un cepillo en una zona pequeña y vamos secando poco a poco.

guardarropalimpia

Recommended Posts

Deja un comentario