Posted by Anaquitamanchas | Hace tiempo una amiga me regaló un libro de Claire Leavey, sobre el cuidado de la ropa…otra amiga lo va traduciendo poco a poco (del inglés al español). No es que estemos a favor de almidonar la ropa…sólo publicamos esta información, por si a alguien le gusta hacerlo, en algún caso. Si tuvieras que usar el almidón, te dejamos unas cuantas ideas, para saber cómo hacerlo…

El almidón ayuda a…

  • El almidón hace que los tejidos de algodón y lino queden más suaves, contribuye a que duren varios lavados sin necesidad de plancharlos y ayuda a repeler la suciedad.
  • Hoy en día se encuentran sprays de almidón que son muy buenos y fáciles de usar. También se puede comprar en polvo que se mezcla con agua -en la proporción que se indique- y para facilitar el uso se mete en un rociador.

¿Cuándo se usa y cuándo no?

  • Se almidona la ropa recién lavada, antes de que se seque. En algunas camisas, se puede optar por almidonar sólo los cuellos y los puños. Se sacuden bien antes de colgarlas y plancharlas (si es necesario), cuando todavía apenas están húmedas.

  • ¿Cuándo no se usa? No todos los tejidos se pueden almidonar. Las prendas confeccionadas con fibras naturales, como el algodón, son ideales para almidonarse, mientras que algunas fibras sintéticas, podrían verse mal. La seda es otro ejemplo de fibra que no se debe almidonar.

¿Sabías que?

  • Si no se tiene en casa un almidón comercial, prepáralo cociendo 50 gr de arroz en un lt. de agua. Cuando esté frío, fíltralo y estará listo para usar. Si se quiere almidonar algo que no se plancha, se puede hacer disolviendo una o dos cucharadas de azúcar por cada dos li­tros de agua. Se moja la prenda y se tiende, dándole buena forma.

  • Se puede sustituir el almidón en spray por una mezcla de 500 cc de agua y cuatro ta­pitas de alcohol. Se coloca en un ro­ciador y se utiliza igual que el spray. Los resulta­dos son excelentes.

Recommended Posts

Deja un comentario