Posted by Moro Lena| Hace ya un par de semanas vi un documental sobre la historia de Pixar. Duraba una hora y media, así que tuve que verlo en tres sesiones. Ha sido toda una odisea que llegaran hasta donde han llegado. La primera conclusión que cualquiera saca es que el éxito nunca es repentino. Y que el trabajo en equipo importa muchísimo más de lo que nos pensamos… De hecho, en el documental uno de los creativos dice que cada miembro del equipo de Pixar mejora la idea que tuvo el anterior y así sucesivamente.

Siempre me ha dado por pensar que triunfar nunca es cosa de uno sólo. Al vencedor siempre le hace falta algún tipo de ‘asistencia’. Por otro lado, no es algo improvisado. Años y años de trabajo, negociaciones y alianzas lo preceden. Y sacrificio. Mucho sacrificio.

Desde que en Pixar dieron con las tres patas de lo que está siendo su gran negocio (creatividad, tecnología y empresa) no han parado de recaudar y de romper récords de taquilla película tras película. Y las producen cada año y medio.

La historia de Pixar me dejó pensando qué tres patas son las que nos pueden hacer cosechar éxito en el trabajo del hogar. No pocas veces me he encontrado en este ámbito gente muy ocurrente. Las hay con una imaginación tan creativa, que consiguen prescindir de lo que parece a simple vista tedioso. Y no ven sus tareas como algo meramente monótono o rutinario. Siempre encuentran un ángulo que les lleva a concluir que no es cualquier cosa eso que se traen entre manos. Ya sea poner una mesa, acompañar a un enfermo o barrer el suelo de la cocina.

También hay trabajo en equipo. Mucho. Muchísimo. Y por supuesto, éxito. Nada ostentoso, pero sí patente. Lo cosechan a diario, no cada año y medio. Y siempre encuentran la manera de batir sus propios récords. Además, disfrutan.

Así que concluí que si yo si tuviera tiempo y dinero les dedicaría todo un documental. Pero sospecho que no es nuestro estilo. Y que nunca va a serlo. Entre otras cosas, porque si en Pixar viven de la creatividad, tecnología y empresa, en el trabajo del hogar se vive del anonimato, la discreción y el ingenio. Y no hay cámara que capte esa esencia.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Rolas
    Responder

    ¡Qué buen artículo! ¡Enhorabuena! Pero no descartéis la idea de grabar un documental del trabajo del hogar!

  • Maria de la Torre
    Responder

    Estoy totalmente de acuerdo, anonimato, discreción, ingenio no se pueden grabar en un video
    quizás sus consecuencias…

Deja un comentario