El pan es tan común que puede ocurrir que pasemos por alto el mejor de sus estados posibles: si deber ser crujiente, pues sirvámoslo crujiente… y si tiene que estar blando… que así sea. En el camino hasta conseguir que no se ponga correoso, hay algunos aspectos a tener en cuenta: el horno, el agua que lo mantiene fresco y el almidón son los mejores aliados en este caso.

conservarpan
Se recomienda consumir pan unas 5 veces al día, en raciones de alrededor de 40 g cada una. Además, aporta vitaminas del tipo B, minerales y fibra

¿Qué es lo que hace que algunos productos sean perennes en el tiempo? Hay ‘inventos’ que perduran durante siglos trascendiendo culturas, guerras y cualquier género de crisis. Este es el caso del pan. Llegó un día en el que a alguien se le ocurrió la feliz idea de amasar, fermentar y cocer en el horno una mezcla de harina, agua, levadura natural y sal. Y ahí lo teníamos: pan. Tan común y tan básico que ha traspasado fronteras y ahora es un bien universal. Y como todo, ha sufrido evoluciones fruto de la especialización y el ingenio de unos y otros. Por ejemplo, hay masas de pan que pueden enriquecerse con leche, huevos, grasas, etc. ¿El resultado?: distintas características en cuanto a la miga y a la corteza que lo hacen más adecuado para unas u otras aplicaciones culinarias.

Fácil de conseguir… y con un valor nutritivo importante: aporta a la dieta glúcidos, proteínas, calcio, fósforo, hierro y vitaminas, en concreto la Bl.

Composición de 100 g de pan:

. Proteínas: 8’5 g
. Lípidos: 2 g
. Glúcidos: 52 g
. Calcio: 30 g
. Hierro: 0’8 g
. Vitamina Bl: 0’07 g
. Agua: 36 g
. Energía: 260 cal.

1 rebanada de pan =10 g = 26 cal.
Una ración normal de pan (200-250 g) proporciona 520-625 cal. al día y 100-130 g de glúcidos, por lo que cubre una buena parte las necesidades calóricas y el mínimo indispensable de glúcidos que el organismo necesita.

conservanpan-02
Una ración normal de pan (200-250 g) proporciona 520-625 cal. al día y 100-130 g de glúcidos, por lo que cubre una buena parte las necesidades calóricas y el mínimo indispensable de glúcidos que el organismo necesita
conservarpan-04
En regímenes de adelgazar no tiene sentido sustituir el pan fresco por biscotes, en igual cantidad. La única diferencia es el contenido menor en agua, por lo tanto, a igual peso los biscotes son más calóricos que el pan blanco

¿Sabías qué?…

El pan tostado, la corteza, los biscotes, se digieren mejor porque su sequedad obliga a masticarlos de manera completa y se empapan más fácilmente de saliva, que contiene amilasa salivar, para la hidrolización del almidón.
En regímenes de adelgazar no tiene sentido sustituir el pan fresco por biscotes, en igual cantidad. La única diferencia es el contenido menor en agua, por lo tanto, a igual peso los biscotes son más calóricos que el pan blanco.
Por su contenido en sal (350 mg de sodio en 100 g de pan), conviene reducirlo en las dietas hiposódicas estrictas, o adquirir pan sin sal.
El pan integral, elaborado con harina integral, presenta la ventaja de contener fibra alimenticia, muy beneficiosa por su acción laxante en el organismo.

Para conservar bien el pan

  • Se debe guardar en bolsas cerradas, paneras o cajones, de forma que el agua que lo mantiene fresco, no se evapore.
  • La barra entera, protegida por la corteza, se conserva mucho mejor: conviene cortar el pan en el último momento. Las barras enteras no deben guardarse en bolsas de plástico porque se ponen correosas; dan mejores resultados las bolsas de algodón. Si está cortado sí, porque se mantiene la humedad.
  • El pan puede congelarse cuando es muy fresco. Para acelerar la descongelación y evitar que se descortece al cortarlo, es mejor congelarlo ya cortado en rebanadas.
  • Con el tiempo, el pan se endurece y se pone correoso; esto se debe a la pérdida de agua y a que el almidón cambia de estructura química; si se calienta en el horno, recobra su estructura temporalmente, pero hay que consumirlo recién calentado.
  • El pan duro puede aprovecharse para cocina, rallado, para hacer picatostes, costrones, etc.
  • El pan de molde no debe almacenarse en gran cantidad, porque, además de secarse, se forma moho con facilidad. También se puede congelar.
conservarpan-03
Con el tiempo, el pan se endurece y se pone correoso; esto se debe a la pérdida de agua y a que el almidón cambia de estructura química; si se calienta en el horno, recobra su estructura temporalmente, pero hay que consumirlo recién calentado
Recent Posts

Deja un comentario