Posted by Anaquitamanchas | Hace tiempo un experto en temas de tintorería escribió a nuestro blog, acerca de varias cuestiones. Le pedimos si nos podía escribir un post sobre los detergentes, de qué se componen, cómo se sabe si son buenos. Yo personalmente elijo marcas conocidas y después compruebo con los lavados, si son buenos o no. Especialmente lo que busco es que los que son de ropa blanca, dejen la ropa blanca y los que son de ropa de color, mantengan la intensidad de los colores. Os dejamos un artículo muy interesante sobre el tema.

Estructuralmente un detergente está formado por dos partes: la materia activa y el relleno. La materia activa la componen todas las sustancias limpiantes principalmente:

  • Jabón: todos sabemos lo que es el jabón.
  • Secuestrantes de la cal: este compuesto tiene la función de neutralizar la cal de las aguas duras.
  • Dispersantes: son unos compuestos que evitan que la suciedad aislada por el jabón se fije de nuevo en los tejidos.
  • Humectantes: son elementos cuya función es rebajar la tensión superficial del agua (que es alta) para que digamos… esta moje más, que empape.
  • Enzimas: son los compuestos encargados de hacer una especie de digestión de las materias orgánicas presentes en la suciedad.
  • Coadyuvantes: son una especie de desengrasantes para emulsionar con éxito las manchas grasas.
  • Oxidantes: están presentes en sales persales, cuya función es desprender oxígeno, que es el elemento que eliminará las manchas cromáticas (manchas de color, café, té, vino, fruta, etc).
  • Tensioactivos: son sustancias se depositan en la fibras y producen ciertos efectos, como suavidad, blanco óptico, etc.
  • Aromas: Se añaden al detergente para conferirle un olor determinado.

Como veis, un detergente es un compuesto bastante más complejo como para comprarlo -como único criterio- teniendo en cuenta su precio. Pero veamos más… La materia activa de un detergente (que es la que realmente lava) sólo representa entre un 20 o un 25% de un detergente de calidad. El resto, el 70% lo forman simplemente “tierras de relleno”, que no hacen ninguna función, únicamente la de servir de contenido de la materia activa y la de dar volumen a la mezcla…Al final, prácticamente estamos comprando tierra…Aquí es donde entenderemos la importancia de emplear un buen detergente.

¿De qué se compone un detergente?

  • Para conseguir precios “competitivos” o económicos, los fabricantes reducen sustancialmente la proporción de “materia activa” – que es la que soporta todo el coste de producción del detergente-  a proporciones inferiores al 15%. Usted lo único que está comprando es “casi” polvo o tierra, con muy poca eficacia limpiante.

Por eso el detergente es más barato, pero a usted le sale carísimo porque no lava, y lo único que hace es perder su tiempo, dinero y encima tener la ropa sucia

  • Puede que los enzimas no le hagan falta…Otro factor importante es qué tipos de componente de materia activa lleva el detergente. Por ejemplo, las enzimas son muy caras, y pocos detergentes las contienen, o las llevan en muy escasa proporción. Claro, que si usted lava normalmente ropa con suciedad que no tiene componentes orgánicos (papilla, sangre, orina, comida, etc) probablemente no necesitará un detergente en que predominen las enzimas.
  • En cuanto a las manchas de color, ocurre otro tanto. Para conseguir un precio barato, se emplean sales persales (perboratos, antiguas) que desprenden el oxígeno y funcionan a altas temperaturas, generalmente a partir de 80º. Si usted está lavando con agua fría o a menor temperatura, estas sales no tienen ningún efecto quedándole la ropa manchada. La química moderna, ha desarrollado sales (piretrinas) que desprenden oxígeno a bajas temperaturas, generalmente a partir de 30º. Estas sí que ejercen fácilmente la función de oxidar (blanquear), pero estas sales son sensiblemente más caras que las que funcionan a elevadas temperaturas, y sólo las podrá encontrar en detergentes de calidad de gama alta, y que por supuesto no son tan económicos como los llamados “baratos” (aunque yo considero, que estos últimos, son los verdaderamente caros)
  • Lo mismo nos encontramos con los dispersantes. Estos son importantísimos, ya que evitan que la suciedad presente en el baño de lavado se vuelva a redepositar en los tejidos – técnicamente esto es lo que llamamos “agrisamiento”. Para abaratar el producto, los fabricantes reducen la cantidad de dispersantes necesarios en el detergente. Con ello lo que usted consigue, es ir “tiñendo” su ropa de color gris, de la suciedad presente en el lavado.

Los dispersantes presentes en los detergentes de calidad, son lo que hacen que los otros componentes sean efectivos, quedando su ropa blanca o sin agrisamientos

  • Con los secuestrantes de cal ocurre lo mismo. Si no lo llevan en la suficiente proporción, la cal presente en el agua, anula la acción del jabón y otros componentes, con lo cual el detergente no lava.

El famoso tema del aroma

  • Y por último comentar el tema de los aromas. Es el componente de menor coste, y el más presente en los detergentes “baratos”. Este es el único compuesto realmente prescindible en la formulación del detergente. Un buen detergente no ha de dejar olor alguno. El único olor del tejido es olor a “ropa limpia”, el olor propio del algodón y nada más. El empleo fácil de este recurso por parte de los fabricantes de detergentes, estriba en que psicológicamente el que la ropa lavada pueda tener un cierto olor, le da al consumidor una sensación – errónea- de limpio, aunque la ropa esté mal lavada…”Ummm que bien huele, huele a rosas o a limón, pero mi ropa está gris”.
  • Si a nosotros nos gusta que nuestra ropa tenga un olor determinado que nos agrada, ya escogeremos nosotros el que nos guste y lo utilizaremos según nos convenga (en el suavizante, en ambientadores de armario, en bolsitas, en placas aromáticas para la secadora, etc.) y no nos conformaremos con el aroma (por decir algo, porque a veces son muy desagradables) que nos pone el fabricante en su detergente barato.

limpiarmanchasgrasa

En resumen para acertar con un buen detergente…

  • Mi recomendación es simple, no llenes tanto la lavadora, emplea un programa con un poco más de temperatura, entre 40º y 60º. y sobre todo, emplea un buen detergente, todos los fabricantes tienen su producto de alta gama, el mejor de cada marca, que si bien te costará un poco más en el momento de pasar por la caja del supermercado, desde ese mismo momento vas a empezar a ahorrar, y a tener tu colada bien limpia. que es de lo que se trata, ¿no?
  • Y por último, olvidaros de los detergentes de línea blanca, que con lo que habéis visto anteriormente, imaginaros que es lo que realmente os están vendiendo camuflado en un vistoso envase.

José Román. Un saludo a todos, y si necesitáis alguna ampliación os la facilitaré gustosamente.

Recommended Posts
Showing 5 comments
  • Merche
    Responder

    Ana ¿conoces las “nueces de lavado”? Tienen forma como de avellana y por la parte de dentro de la cáscara brillan porque tienen saponina. Yo las utilicé hace tiempo, porque salían más económicas, ya que las puedes reutilizar hasta que se les va todo el brillo de dentro. También son buenas para las personas con alergia, ya que no tienes que poner suavizante. Y para lavar la ropa de bebés y como champú y para un montón de cosas.
    Un inconveniente que encontré es que la ropa blanca la deja grisácea, así que hay que poner algo que la blanquee.

    • CuatroFrases
      Responder

      Gracias Merche, la verdad es que no las conozco, pero me encanta saber que existen alternativas económicas y que funcionan bien. Te lo agradezco mucho, voy a investigar más…un saludo Ana.

  • Cuatro Frases
    Responder

    Preguntó un lector de Chile qué detergentes son buenos. Aquí dejo la respuesta de una colaboradora chilena. “En Chile el agua es muy dura y en general da la impresión de que los productos para lavado de ropa son malitos:
    Ropa: Drive, para remojar y lavar. Drive para negro no es tan bueno.
    Suavizante: para ropa mejor ninguno. Reemplazar con una vueltecita en la secadora.
    Prelavado en seco (puños, cuellos, dobladillos etc): Robin
    Ropa negra: Norit. Es caro, pero vale la pena y hay que hacerlo rendir más de lo que dicen las instrucciones.
    Desmanchadores más fuertes: Vanish caro pero vale la pena. Para ropa blanca es muy bueno, y para ropa de color, solo “bueno”. El efecto se ve después de varias veces de haber aplicado el producto.
    Viva el jabon duro: Sigue siendo indispensable.
    Telas delicadas: Fusol, Norit. Suavizante puede ser Soft”.

  • piolina2
    Responder

    Yo suelo utilizar Ariel en polvo para la ropa blanca pero para la de color no sé cuál usar. Casi todos llevan blanqueantes ópticos.
    Si sabes otras opciones te agradecería que me las dijeses. Gracias.

    • CuatroFrases
      Responder

      Usa Norit. Lo hay para lavar a mano y en lavadora, ropa de color.

Deja un comentario