¿Cómo embalar muebles y cuadros? Embalar muebles o cuadros, se puede hacer de muchas maneras, como casi todo. Lo que pasa es que hay algunos hechos comprobados. Y, si vamos a hacer algún traslado, proteger los cuadros, muebles etc., siempre es mejor que no hacerlo. Con esta entrada proponemos algunas ideas que te pueden servir, pocas y concretas:

  • La cinta adhesiva para embalar estropea las maderas barnizadas, la pintura y los dorados; nunca hay que pegar esta cinta directamente sobre los cuadros, muebles y lámparas.
  • Protege sobre todo las esquinas de todo lo que vayas a trasladar.

Muebles: lo que les pueda pasar... les va a pasar

  • Lo más importante es proteger las esquinas y los tableros de las mesas, porque están más expuestos a los golpes. A ser posible hay que cubrir por completo el mueble.
  • Los cajones y puertas que tienen llave hay que cerrarlos con llaves; los que no tienen llave hay que bloquearlos de alguna manera para que no puedan abrirse en el traslado.
  • Los muebles tapizados, se cubren por completo la parte que esté tapizada, porque en los transportes es fácil manchar las telas. Al cargarlos en el camión hay que tener especial cuidado de que no se les ponga encima objetos punzantes o con aristas.

Entre cuadro y cuadro... papel de periódico

  • Tanto para amontonarlos como para embalarlos se hace que coincida la parte delantera de un cuadro con la delantera de otro y la parte trasera de uno con la trasera de otro.
  • Nunca apoyar la parte trasera de un cuadro sobre la parte frontal del otro: todos los cuadros tienen por detrás clavos o hembrillas que rayarían el cuadro que se ponga detrás.
  • Embalar los cuadros muy grandes individualmente, los grandes de dos, los medianos de cuatro en cuatro y los pequeños en más cantidad. Entre las dos delanteras de los cuadros poner un papel de periódico.

¿Qué hacer con lo frágil?

  • Las lámparas de cristal y frágiles se embalan en una caja de cartón fuerte que sea más grande que la lámpara. Se pone un palo o barra en la parte alta de la caja y se cuelga la lámpara. Después se pone alrededor embalajes para que no se balancee durante el trasporte. Si la lámpara es especialmente pesada o grande, habría que hacer una jaula de madera, para que resista el peso al colgarla.
  • Los objetos de cristal y cerámica se embalan uno por uno con papel de periódico y se colocan en cajas.
Recent Posts

Deja un comentario