A veces nos da por pensar que algunas tareas, como dejar seca la pila o el fregadero están de más. Gran tentación. Sin embargo, no lleva más de un minuto hacerlo y cuando te acostumbras a aclarar y secar -al menos después de fregar cacharros-, ahorras tiempo el día que te toque limpiarlo más a fondo… además de que ahorrarás en productos de limpieza. A la hora de cocinar, nada como ir pensando en la recogida para salir airosos y con tiempo de allí.

Dejamos aquí algunos puntos de Alicia Bustos, por si sirven para aligerar el ‘trance’ de cocinar sin que suponga después tener que estar una hora recogiendo el ‘campo de batalla’… A la hora de lavar y recoger lo que hemos usado, lo importante es empezar:

limpieza_cocina

El mejor modo de lavar menos es manchar poco. Sin exagerar, claro. Si la pila de fregar se llena con agua caliente y detergente –no demasiado, que no es un baño de espumas- pueden meterse a remojo las cosas a medida que se manchan, con lo que se va despegando la suciedad; nunca se meten los cuchillos o tijeras para evitar cortarse al meter la mano en el agua: éstos se lavan sobre la marcha.
Cuando se necesita algo -recipiente, utensilio…- se mira primero en la pila, para utilizar lo que está escurriéndose o en remojo a medio lavar, antes de sacar y poner en juego todo lo que existe.

En la duda, utiliza recipientes grandes, para no tener que cambiar de cazo a mitad de cocción porque se desborda

productos_limpieza

En líneas generales, en una cocina el que mancha friega. Salvo otros motivos que lo justifiquen, está muy mal inundar la pila y dejarla para el que venga detrás… Limpiar es sencillo, pero se puede tardar mucho, muchísimo o poco, se puede gastar mucha agua o sólo la necesaria, etc.
Cuando hay que fregar un lote grande de piezas, hay que ponerse a ello con ritmo. Como si fuera un deporte, porque si no te eternizas. Entonces se pone uno los guantes de goma, se cambia el agua de la pila de fregar si es que está sucia, se colocan todos los cacharros juntos a un lado, y siguiendo el principio de marcha adelante se frotan, aclaran y escurren. Yo empiezo primero por lo sencillo –aunque también podría meterse en el lavavajillas–, para que se vaya escurriendo una vez aclarado, y lo que hay que frotar a conciencia lo dejo para el final y así mientras tanto se va ablandando en el remojo.

cocina4f

No compensa secar de inmediato: mientras enjabonas y limpias las superficies de las mesas de trabajo y los fuegos, las cosas van secándose al aire. Los trapos de secar tienen que estar limpios: la toalla de felpa es para secar las manos, los trapos oscuros para batería y sartenes, los claros para cristales y demás. Aunque lo cierto es que sería más higiénico secarlo todo con papel de celulosa de usar y tirar. Y ya que canso con estas pequeñeces, deja que te diga que intentes no arañar las sartenes y la batería de cocina con estropajos demasiado abrasivos; esos estropajos que borran los números de los termostatos y de los mandos, y luego uno no sabe a qué fuego pertenece cada botón… no sé si te habrá pasado alguna vez.

Compra estropajos que froten pero no arañen demasiado

Limpiar es sencillo, pero se puede tardar mucho, muchísimo o poco, se puede gastar mucha agua o sólo la necesaria, etc.

Recommended Posts
Showing 3 comments
  • Roxana
    Responder

    ¿Cómo se limpia muy bien una cocina?

    • Cuatro Frases
      Responder

      De Alicia Bustos:
      Hola Roxana,
      1º Organización: puedes hacer un poco cada día, algo cada semana o un zafarrancho una vez al mes
      2º Productos: yo utilizo amoniaco que es lo más barato, con las ventanas abiertas para no axfisiarme con el olor… pero también hay desengrasantes específicos para cocina en cualquier tienda. Se trata de quitar la grasa que es lo que se acumula al cocinar. En las tiendas tienen desengrasantes en espray que también son buenos disolventes. Hay quien lo hace con alcohol pero para mí no es suficientemente eficaz. ¡Suerte con las limpiezas!
      3º Estropajos y trapos: los más viejos de la cocina antes de tirarlos los utilizo para limpiezas extra. Si es limpieza normal sirve un trapo de microfibra pero si es extra prefiero un trapo que luego pueda tirar.
      4º Distribución: por capítulos:
      Primero máquinas: horno (producto específico), cocina, nevera (con bicarbonato) extractor de humos (los filtros en la lavavjillas)
      Segundo: paredes y muebles por fuera. Ventanas y cristales.
      Tercero: cajones y armarios por dentro: sacar, limpiar, recolocar, tirar lo que no se usa jamás, reponer lo viejo como plásticos envejecidos o sartenes con el revestimento dañado.
      Cuarto: suelos, rincones… yo paso la aspiradora por debajo de los muebles quitando los rodapiés que llegan al suelo y la paso también por detrás de la nevera.
      En fin que tengo la lista del orden a seguir y lo hago de una atacada si la vida ha hecho que se acumule o cada semana uno de los 4 capítulos, por orden de necesidad…Espero que te oriente, si quieres algo más concreto me dices. Saludos… Alicia

  • ontalbamix
    Responder

    Hola Alicia , realmente con estos articulos ayudas mucho a la gente , que sabemos muy poco. Gracias

Deja un comentario