Posted by Enrique Jiménez | En este artículo vamos a hablar de la limpieza de uno de los elementos más olvidados, y que casualmente, es uno de los elementos que más lucen en una casa. Hablamos de las rejas y barandas de hierro forjado. ¿Cómo limpiar rejas de hierro forjado? Decimos que lucen porque son elementos exteriores a las casas, muy visibles. A la vez, también están expuestos a un mayor deterioro y suciedad, al encontrarse en una zona exterior y por lo tanto menos protegida. Hay quien piensa que las rejas de hierro forjado no se limpian, y que no hay diferencia entre hacerlo y no hacerlo. Pero se equivocan, se pueden limpiar, e incluso se puede eliminar el tan temido óxido que inevitablemente acaba apareciendo con el paso del tiempo.

Las limpieza de rejas, paso a paso

No es muy complicada la limpieza de las rejas de hierro, lo más importante es ser constante y acordarte de ello al realizar la limpieza periódica. No obstante vamos a explicar cómo se hace…

FullSizeRenderVamos a preparar dos recipientes de agua, uno con agua clara, y el otro con una solución de agua y detergente. Primero vamos a eliminar la suciedad más externa y por lo tanto más fácil de quitar. Para ello utilizaremos un paño mojado en el agua clara, y lo pasaremos varias veces por toda la superficie de la reja, aclarándolo constantemente en el agua.

FullSizeRender_1Si el agua se ha ensuciado mucho, cambiaremos el agua sucia por agua clara para el siguiente paso, en el cual ya usaremos el cubo con agua y detergente. En esta ocasión vamos a proceder con la limpieza de la suciedad más incrustada en las rejas o barandas: para ello, con un cepillo de cerdas duras, vamos a ir mojándolo en el agua con detergente y aplicándolo a toda la reja. Se frota bien toda la superficie, de forma que así eliminaremos manchas y suciedad muy incrustada.

FullSizeRender_2Finalmente para aclarar la reja, la rociaremos con el agua clara para eliminar los restos de espuma del detergente y aquellos últimos restos de suciedad que quedaran. Se deja secar al aire y listo.

Si tiene manchas de óxido…

Por último vamos a dejar algunos consejos para eliminar ese poco vistoso óxido que aparece en las rejas de hierro y que deslucen nuestros exteriores ostensiblemente. Vamos a explicar dos fórmulas de limpieza, de la cual puedes elegir cualquiera de las dos, y si en tu caso no funciona siempre podrás utilizar la otra.

FullSizeRenderEmpezamos por una fórmula de limpieza tan sencilla como aplicar gaseosa sobre las rejas e ir aclarando. Esta fórmula es sencilla y económica, pero no siempre asegura buenos resultados contra el óxido.

FullSizeRender_1La otra fórmula, es la de mezclar carbonato de potasio y agua. Se aplica por toda la superficie de la reja, en esta ocasión, OJO, que no hay que enjuagarlo al instante. En este caso, deberemos de dejar aplicada dicha solución durante unas horas. Finalmente retiraremos el producto con algún paño o con agua clara.

Recommended Posts
Showing 6 comments
  • Maria Cruz
    Responder

    ¿Qué es el carbonato de potasio y dónde se puede conseguir? ¿puedo sustituirlo por algo más común?

    • Enrique Jiménez
      Responder

      El carbonato de potasio es un tipo de sal blanca que se usa en la elaboración de algunos jabones. Por internet es fácil de conseguir en muchas tienda online. Físicamente es algo más difícil, te lo deberían de encargar seguramente, y pues podría ser en alguna droguería, farmacia o incluso en alguna tienda de peces o animales, ya que también se usa para nivelar el PH del agua de los acuarios.

  • Amalia
    Responder

    Me encanta la limpieza y aunque sólo la hago cada día un rato es un excelente momento para pensar en los demás encuentren con hechos que les damos la bienvenida a nuestra casa

  • Cristina Labado
    Responder

    Después de limpiarla se queda blanquecina, ¿qué le puedo dar?, es una puerta, con modelo persiana antigua…

    • CuatroFrases
      Responder

      Hola Cristina…¿con cuál de los métodos explicados aquí la has limpiado?

    • CuatroFrases
      Responder

      Si se queda blanquecina es que o no se ha limpiado del todo o no se ha aclarado bien o que el agua tiene mucha cal, o que le ha puesto agua con sal y ha precipitado. Yo lo que haría es darle agua abundante, que llegue a todos los rincones, frotando con cepillo de uñas, agua y agua. Secarla con una toalla vieja y ya está.

Deja un comentario