Posted by Anaquitamanchas | La mayoría de las veces no se sabe en qué fijarse al escoger un colchón. Y una vez que se ha comprado, con el uso se va deteriorando y ensuciando. ¿Cada cuánto tiempo conviene cambiar de colchón? Los expertos que hemos consultado calculan que una media de 9 años es el tiempo que dura en buenas condiciones, aunque dependerá del uso que se le haya dado. Publicamos hoy consejos, pocos pero selectos, sobre cómo abordar la elección, mantenimiento y limpieza de los colchones. Entre otras cosas, porque poca gente sabe lo que hay que hacer cuando nos los encontramos sucios.

Existen básicamente dos aspectos en qué fijarse al escoger un colchón, la homogeneidad, el colchón debe ofrecer el apoyo correcto a cada zona del cuerpo y la firmeza: su elección debe estar en un punto medio entre lo blando y lo duro, es vital que proporcione firmeza suficiente para que la columna tenga un reposo adecuado. Los colchones combinados son lo que mayor firmeza proporcionan, por ejemplo muelles y visco.

Los colchones de aire y los de agua no son muy recomendables para el uso diario, lo ideal es elegir colchones viscoelásticos para una adaptabilidad óptima o los de muelle por la transpiración

elegiruncolchon

Tipos de colchones

Actualmente, los colchones más comunes son de cuatro tipos:

  • Viscoelásticos: el material viscoelástico de buena calidad, está formado por células abiertas y permite una buena circulación del aire.
  • Muelles: para el mantenimiento de los colchones de muelles, conviene, cada cierto tiempo darles la vuelta: lo de arriba para abajo y lo de la cabecera a los pies. Muchas veces tienen un lado de verano y otro de invierno, que se dan la vuelta para usarlo de manera uniforme y evitar deformaciones.
  • Latex: los de latex, son delicados. Seguir las instrucciones del fabricante.
  • Goma espuma: los de goma espuma, son los “todo terreno”, para niños, etc. Pueden lavarse  en caso de necesidad.

Cómo se limpian los colchones

Los colchones también se ensucian. Es necesario limpiarlos a fondo varias veces al año, según uso y según características de los usuarios. Conviene pasarles el aspirador con cierta frecuencia y también hay que quitar las manchas que pudieran tener.  En este caso conviene saber que:

  • Hay aerosoles de espuma para limpieza en seco, que se pueden utilizar para limpiarlos. También se pueden limpiar con máquina de vapor. Si tienes este aparato de limpieza  lograrás hacer una limpieza muy profunda a tu colchón.
  • Si el colchón tiene manchas y no tienes este aparato, existen empresas especializadas de limpieza profesional para los colchones, busca alguna en tu ciudad.
  • En todo caso, conviene proteger el colchón con una funda blanca de algodón o un cubrecolchón acolchado a la medida del colchón.
hacerselacama

Los protectores de colchón

Los protectores son unas fundas de felpa de algodón que lo protegen, se compran de la medida del colchón. Es conveniente, además, tener alguno más de repuesto por si, cuando se lavan, no se secan en el día. Se lavan cada cierto tiempo aunque estén limpios y siempre que tengan manchas. Los protectores de colchón son de varias clases y tipos. Los más corrientes son:

  • Felpa de algodón.
  • Felpa de algodón con un plástico debajo. Estos protectores son imprescindibles en camas de niños, enfermos y personas mayores.
protector_colchón

 Para proteger el colchón se utilizan fundas de algodón, si son acolchadas son mejores para evitar que se manche el colchón

Eliminar manchas...

  • Sangre: poner la parte manchada en agua fría o tibia y un poco de sal (30 gr. de sal por litro de agua que es la concentración salina del plasma). La sangre, si es reciente, se disolverá en poco rato. Posteriormente lavar y si es necesario ponerle un poco de blanqueante. Aclarar y secar.
  • Orina: se irá al lavarlo con agua y jabón. Ponerle un poquito de blanqueante. Aclarar y secar.
  • Vómito: eliminar todo lo que se pueda bajo el grifo de agua fría. Dar un poco de un producto en spray para prelavado de manchas difíciles y lavar ordinariamente. Poner blanqueante si hace falta.

¿Sabías que? 

El mal olor de los colchones, tiene solución. Lo primero que hay que hacer es echar bicarbonato de sodio sobre el colchón, cúbrelo con un plástico y déjalo actuar durante toda la noche.

Al día siguiente, se aspira el bicarbonato y luego rociar un producto de limpieza elaborado a base de cítricos, o bien un líquido desinfectante que aporte un aroma fresco al colchón. Se deja secar y ventilar bien.

Recommended Posts

Deja un comentario