Entrevista a David Suriol en Cuatro Frases | Foto: InstitucioHace un par de meses le pedí a uno de mis hermanos que me echara una mano con esta web facilitándome algún que otro contacto para hacer más entrevistas sobre las tareas del hogar. Su respuesta -aunque se hizo esperar- fue tan eficaz que estoy deseando que vuelva a hacer de las suyas… Ha sido él quién nos ha hecho llegar hasta David Suriol.

¿Qué es de profesión David Suriol? Lo que se quiera. David Suriol es, sobre todo, incategorizable. Ha hecho de todo. Quizá nos lo puede decir él mismo si llega a leer esta entrevista. Pero en mi opinión, no importa tanto ahora mismo lo que ha hecho, sino lo que ha provocado. En realidad, nada fuera del otro mundo. Sin embargo, ya se sabe: los grandes cambios están construidos sobre la base de lo pequeño. ¿Y qué es lo que ha desencadenado? Al menos un pensamiento. ¿En qué? A mí en el tema de la conciliación, que -sinceramente- consideraba yo como un tema más que superado. Porque una se para y piensa ¿qué se dice exactamente cuando se habla de conciliar? Suriol tiene clarísimo el discurso.

Hay quienes están hartos de darle vueltas a este tema. Sin embargo, compensa repensar las cosas cuantas más veces, mejor. Es ese ejercicio el que antes o después termina por llevarnos a buen puerto. Y después… que cada cuál concluya lo suyo. Habrá tantas opiniones como mentes pensantes.

1.- Definición de trabajo del hogar
Asunción de responsabilidades, sin ánimo de lucro, que se desempeñan en el ámbito familiar para el buen desarrollo del hogar.

2.- ¿Quién se dedica a ello en tu propia casa?
En mi casa trabajamos los dos fuera. Tenemos a una persona contratada pero la responsabilidad de la casa la llevo yo y mi mujer ayuda. Y me preguntarás… ¿pero si los dos estáis fuera quien hace todo? Hay un trabajo mecánico que lo tenemos delegado, pero el peso de la responsabilidad lo asumo yo y con gran ayuda de mi mujer.

3.- ¿Por qué cree que no se elige como primera opción profesional este tipo de tareas?
Porque no se agradecen, no están reconocidas ni remuneradas, y son altamente repetitivas. El único hecho diferencial es cuando en el hogar hay niños y te ocupas de ellos, entonces sí que el que ejerce esa tarea tiene una compensación a largo plazo, y pequeñas compensaciones a corto.

Hay un trabajo mecánico que lo tenemos delegado, pero el peso de la responsabilidad lo asumo yo y con gran ayuda de mi mujer.

4.- Si sus hijos decidieran ser empleados de hogar antes que otra cosa, ¿les diría algo al respecto? ¿Les animaría a otra cosa o les apoyaría en su decisión?
Me gustaría saber por qué han decidido eso. Si es porque hay niños en la familia y quieren estar en casa en la fase de crecimiento me parece bien; pero siempre les recomendaría buscar actividades profesionales externas, aunque sean part time. Si quien ha decidido tomar la vía de “ama de casa” es mujer, está formada académicamente y tiene futuro profesional claro, pues entonces me sentaría con ella y con su pareja, para averiguar si la decisión es libre o porque no hay alternativa ni negociación.


5.- Profesionalidad en un ámbito laboral como el de las tareas domésticas es cuestión de… ¿tiempo, dinero, ideas?

Es cuestión de responsabilidad. Si uno tiene una responsabilidad la tiene que acometer profesionalmente. El dinero, tiempo e ideas no aportan más responsabilidad, sólo facilidad en los recursos… que por otro lado ayuda mucho.

6.- Cuando falta profesionalidad en este tipo de trabajo ¿en qué se nota principalmente?
En que el trabajo está mal hecho, la casa mal atendida, hay desequilibrios en el ámbito familiar y finalmente broncas y peleas; pero, sobre todo, falta de asunción de responsabilidades.

7.- ¿Algo que añadir a este respecto desde su perspectiva profesional?
Yo no soy un profesional del hogar, aunque tengo asumidas todas las responsabilidades. En los últimos años he vivido lo que una madre trabajadora suele vivir, conciliando la vida laboral y familiar, y es duro, complicado, esquizofrénico y reconfortante. Dicen que las mujeres tienen esa cualidad llamada “multitask”, es decir, que son multitareas, dada la estructura cerebral y la interconexión de los hemisferios. Yo he comprobado que no es una cualidad propia de la mujer sino de cualquier persona que tiene que conciliar. Es cierto que los hombres y las mujeres abordamos las situaciones de diferentes formas, y que ambas son correctas, pero hay que respetar tanto una como otra.

Recommended Posts
Comments
  • Juan R.
    Responder

    Este tema de multitask se me ha quedado grabado…y de vez en cuando me viene a la cabeza la palabra. Puede ser que no dependa de ser mujer o de ser hombre, claramente hay de todo. Y en este haber de todo me ha gustado leer esta entrevista. Se pueden hacer muchas cosas y hacerlas bien. Cuando yo he tenido muchas cosas a la vez me he imaginado siempre a un payaso haciendo malabarismos intentando que ninguna de las cosas en el aire se le caigan…ni en el trabajo…ni en su familia. Hacerlas todas a la vez y al mismo tiempo una detrás de otra tiene su mérito.

Deja un comentario