Es secreto está en el trapo. Trapos de limpieza existen de muchos tipos, algunos son mejores que otros, dependiendo de para qué se usen. Es muy distinto limpiar un mueble de madera que el acero inoxidable de una cocina. Además también hay que tener en cuenta, cómo mantenerlos para que estén siempre bien y si conviene que sean de un color determinado. La composición también es muy importante, ya que generalmente lo mejor es 100% algodón, con fibras sintéticas es muy difícil limpiar…

Limpieza de polvo

Para limpiar el polvo van muy bien las microfibras, que son fibras sintéticas compuestas fundamentalmente de poliéster y poliamida. La forma de la fibra les confiere una alta capacidad de absorción , de hecho el polvo se adhiere mejor que al algodón, por eso son óptimas limpiar. Son finas y ligeras. Tienen la ventaja de que no necesitamos usar ningún producto de limpieza. Resisten muchos lavados, no se deforman, no encogen ni se agrandan. Dentro del ámbito de la limpieza, otra ventaja es que no dejan residuos en las superficies ni cercos en los cristales. Para mantenerlas en buen estado lávalas a 40º y puedes secarlas al aire o si prefieres en la secadora. En la secadora utiliza un programa con baja temperatura y no las seques del todo: si las dejas un poco húmedas, limpiarán mejor el polvo.

Limpieza de baños

Las microfibras son muy prácticas para la limpieza de los baños, o bien se usan ligeramente húmedas con un poco de producto para una limpieza rápida, o bien muy mojadas para aclarar después de una limpieza profunda.

Limpieza de cocina

Para la zona de la cocina te aconsejamos lo siguiente:

  1. Secado de vajilla y cristalería, los mejores son los de algodón, no importa si son acanalados, pero que su composición tenga mayoría de algodón. Los de microfibra, que abundan, no secan bien porque tienen componentes no absorbentes. Mejor que sean de algodón 100% y blandito, con capacidad de amoldarse a la pieza que se seca. Los ideales son unos que tienen como cuadraditos más hundidos, como si fuera una especie de “nido de abeja”.
  2. Para secar ollas y elementos menos delicados, son muy útiles los llamados de algodón rizado, que son como las toallas de secarse las manos.
  3. Para limpiar las zonas de trabajo de la cocina, si son de acero inoxidable: se usa una fibra blanca, agua caliente y jabón, se aclara con microfibras y  abundante agua caliente. Secamos inmediatamente con una toalla, para no dejar cercos de agua.
  4. Utiliza trapos diferentes durante la manipulación de carnes y pescados. Para no equivocarte, puedes, por ejemplo, usar trapos blancos para las carnes y pescados, y para los demás alimentos, usar trapos de otros colores.
  5. No te seques directamente en un trapo después de manipular alimentos crudos. Antes, lávate bien las manos.
  6. Lava los trapos y bayetas con frecuencia, desinfectándolos: añade un chorrito de vinagre al agua del lavado. De vez en cuando conviene usar para los trapos de cocina, que suelen acumular mucha grasa, soda tipo Solvay o carbonato de sodio, se pueden poner en remojo los trapos unas horas o poner la soda directamente en la lavadora.
  7. Los trapos deben mantenerse limpios y secos, porque la humedad facilita la proliferación de gérmenes. No los guardes nunca húmedos. Cámbialos cada 24 horas si cocinas a diario.

¿Sabías que…? 

Existe un código de color para los trapos, que evita errores y facilita la higiene a la hora de la limpieza:

  • Rojo: para limpiar y desinfectar WC y áreas de alto riesgo en baños.
  • Amarillo: para limpiar lavabos, espejos y áreas de bajo riesgo. 
  • Verde: para limpiar áreas donde se maneja y almacena la comida.
  • Azul: para todas las demás áreas y superficies.

En conclusión, limpiar no es difícil pero vale la pena conocer qué trapo va bien para cada zona.

Recommended Posts
Showing 5 comments
  • Responder

    Hola ¿que tela recomiendas para servilletas? Gracias

  • CuatroFrases
    Responder

    Hola Flor, para servilletas lo que te aconsejo es mezcla de poliéster y algodón, para servilletas de diario, en una proporción que puede variar pero que tiene más poliéster que algodón, por el motivo de que no hay que plancharlas, lo mismo que si tienes manteles de esta mezcla y te ahorras el planchado. Cualquier cosa nos dices…gracias

  • Marlene Ramos Rojas
    Responder

    Excelente lo del uso de los limpiones. Muchas gracias.

  • Mique
    Responder

    No entiendo muy bien cuando dice que para limpiar el polvo la microfibra es lo mejor porque absorbe el doble que el algodón,y a continuación dice que para secar los platos, mejor el algodón, porque la microfibra no absorbe, ¿ en qué quedamos? Absorbe o no la microfibra?

    • Cuatro Frases
      Responder

      Hola Mique…ya lo he arreglado porque efectivamente no se entendía bien…cuando se habla de la capacidad de absorción de la microfibra, se refiere no al agua si no a la capacidad que tiene de limpiar mejor el polvo -Wikipedia explica que se adhiere mejor el polvo que en el algodón, por la forma de la fibra- en cambio efectivamente para secar el agua de los platos va mejor el algodón…mil gracias por la pregunta…

Deja un comentario