ventanaCuatroFrasesInicio
  1. En todos los hogares está presente este trabajo.
  2. No siempre se hace de la mejor manera.
  3. A veces, lo que falta es tiempo. En ocasiones, ideas.
  4. Queremos salir al paso de la falta de ideas… Porque lo del tiempo no está en nuestras manos.

Esas son las cuatro frases que nos hicieron reaccionar y que provocaron que pusiéramos en marcha esta web. Y también nos ‘sacudió’ esta afirmación: “Todos los trabajos tienen el mismo valor”. Todo el mundo está de acuerdo con esta frase. Al menos al leerla. Pero en la práctica, no todo el mundo se lo cree. El trabajo del hogar no está considerado como una profesión más. Hay quienes hablan de que es una actitud, más que un trabajo. Puede ser. No vemos inconveniente en afirmar eso. Pero también existen quienes consideran este tipo de ocupaciones como algo denigrante o como un empleo de categoría ‘B’; algo a lo que se dedica gente poco o mal preparada y por no haber encontrado otras posibilidades en la vida. Ante esta segunda opción nos parece que había que reaccionar. Y lo hicimos.

Somos una abogado y una periodista que un buen día nos paramos a pensar en las personas que a nuestro alrededor se dedican a sacar adelante un hogar. ¿Qué supone además de tiempo, ideas y dedicación? ¿Está todo el mundo dispuesto a hacer algo en este sentido por su casa? ¿Qué es lo que cambia cuando alguien decide tomarse en serio las tareas de la casa? Decidimos escarbar entre los conocimientos técnicos, prácticos y teóricos acumulados y los pusimos todos en esta web. Además nos empezó a llamar la atención la actitud con la que se afrontan estas tareas en casa.

Y por último nos preguntamos cómo se ve el trabajo del hogar en otros ambientes profesionales. Si se valora o no. Si influye. Si tiene incidencia y hasta qué punto la tiene. Andando el tiempo, una ingeniero argentina llamó a nuestras puertas. Se unió al proyecto y le puso color y movimiento en Youtube. Con ella, una empresaria uruguaya decidió ayudarnos con la difusión; elaboró el manual; nos ayudó a elegir el logotipo… Y otros muchos detalles que no se ven, pero que están presentes y son necesarios. El trabajo del hogar interesa mucho más de lo que nos imaginábamos. Ahora tenemos toda la información en cuatro idiomas gracias a las traductoras que colaboran desde los más variados puntos del mundo.

Almudena Lago | Ana Mucientes

Almudena Lago | Ana Mucientes