Posted by Anaquitamanchas | Para muchos, esta pregunta resulta una obviedad. Para otros, un golpe de inteligencia. Aquí lo que nos interesa es sacar de dudas a la mayoría: no. El jabón y el detergente no son lo mismo y su uso no es indistinto. Con esta entrada que publicamos hoy en Cuatro Frases queremos aclarar cuáles son las diferencias que hacen más adecuados sus usos en cada caso.

Concretando las diferencias...

¿Qué es el jabón?

  • Los jabones son sales sódicas o potásicas de los ácidos grasos, consecuencia de la reacción de grasas con un álcali o base. A esta reacción se denomina saponificación.
  • Los jabones deben su tensoactividad – reducir la tensión superficial de las moléculas de agua- a la propiedad de sus moléculas de tener una parte hidrófila (a su vez lipófoba) y otra lipófila (a su vez hidrófoba) y poder emulsionar la suciedad insoluble en agua. El componente liposoluble hace que el jabón disuelva la grasa y el componente hidrosoluble hace que el jabón se disuelva a su vez en el agua.
  • Ésta fue básicamente la única sustancia tensoactiva utilizada a nivel doméstico hasta mediados del siglo XX.

¿De qué depende la eficacia del jabón?

  • De la dureza del agua, ésta se debe a la presencia de sales minerales, principalmente de calcio y magnesio, pero también de hierro y manganeso. Estas sales minerales reaccionan con los jabones para dar precipitados insolubles; por eso la eficacia limpiadora de los jabones se reduce con la dureza del agua.
  • Otro problema que tienen los jabones es que la baja acidez de los ácidos grasos hace que sus sales con metales alcalinos sean ligeramente básicas (pH = 8-9) y cuando el pH de una disolución jabonosa baja -debido a la presencia de contaminantes acídicos- los ácidos grasos precipitan.
jabonesydetergentes

¿Qué son los detergentes?

  • Los detergentes son productos limpiadores más eficaces que los jabones porque contienen mezclas de surfactantes -también llamados tensoactivos- que les permiten trabajar en distintas condiciones; por eso son menos sensibles a la dureza del agua que los jabones.
  • La mayor parte de los tensoactivos que contienen los detergentes se han desarrollado a partir de productos petroquímicos, derivados del petróleo, y oleoquímicos, a partir de distintos aceites y grasas.

Las ventajas de los detergentes…

  • En la vida diaria se entiende por detergentes únicamente a las sustancias que disuelven las grasas o la materia orgánica gracias a su tensoactividad. Cuando aparecieron las lavadoras automáticas se creó una demanda progresiva de sustancias más activas y que se comportasen mejor en aguas duras, más ricas en calcio, ya que éstas aumentaban la hidrosolubilidad del jabón, con lo que era arrastrado antes, disminuyendo el tiempo de contacto entre el mismo y la ropa. Es decir son más eficaces que los jabones.

¿Qué detergente prefiere la mayoría de la gente para la ropa?

  • Los detergentes líquidos son cada vez mejor aceptados pero en general son menos efectivos que los detergentes en polvo; esto se debe a la dificultad para incorporar en ellos ingredientes como las zeolitas, los fosfatos y ciertos agentes blanqueantes.
  • Los fabricantes intentan compensar estos problemas técnicos aumentando la concentración de tensoactivos en la fórmula.
Recommended Posts

Deja un comentario