Últimamente -no sé si gracias al Whatsapp o a qué- pretendemos que en una mañana nos quepan planes que rozan lo imposible. Y no tanto por la dificultad, sino por lo de siempre: la falta de tiempo. Sin embargo, una vez más, desde esta web tenemos comprobado que la combinación entre sabiduría y gestión salvan a cualquiera. Los fines de semana – especialmente el domingo- es común dedicarlo a otras actividades y puede ser que no queramos trabajar más que lo imprescindible. Pues bien: hay algunos platos que quedan bien aún cuando se adelantan y, a última hora, se les da un toque final. Se puede dar el punto final a casi todo: se pueden dejar preparadas las cosas sin que queden puestas en la fuente.

Primeros platos

  • cocerelarrozArroces: puede dejarse hecho el refrito de cualquier arroz tipo paella, para media hora antes de comer, rehogar el arroz y añadir el caldo. En el caso de arroces fríos no hay ningún problema porque pueden quedarse preparados con o sin aliño.
  • Pasta: en el caso de pastas se adelanta la salsa y se cuece la pasta en el último momento. La lasagna queda muy bien si se hace un día antes y se calienta para el momento que se vaya a comer.
  • Patatas: sólo quedan bien los purés, ya que los guisos hay que hacerlos en el día y frituras en el último momento.
  • Legumbres secas: todos los potajes pueden hacerse con antelación.
  • Verduras: cualquier verdura puede quedar cocida para rehogar en el último momento o para ponerle la salsa que esté prevista.
  • Masas: las peculiaridades son las mismas que en masas para cenas, dan buenos resultados las masas quebradas, siempre que estén bien cocidas (para eso mejor cocerla vacía y luego rellenarla, volviéndola a meter en el  horno si es necesario) o las creps.

Primeros platos que pueden quedar totalmente hechos, para recalentar en el microondas

  • Arroz: compuestos de arroz blanco que se recalienta de 3 a 5 minutos –no demasiado para que no se pase– y una salsa o guiso aparte que se recalienta lo más posible: de 3 a 7 minutos según que vaya en salsera o en cazuelita. (Descarga en PDF: lista de platos arroz).
  • Pasta:  si la salsa es bechamel hay que hacerla muy clarita –de 20 g de harina por litro de leche– para que no espese demasiado en el reposo.  (Descarga en PDF: lista de platos pasta).
    • Se recalientan la pasta de 5 a 10 minutos según la cantidad, la temperatura inicial del plato y el tipo de horno microondas.
    • En el caso de que pasta y salsa vayan por separado, la pasta se recalienta de 3 a 5 minutos para que no se pase y la salsa de 3 a 7, según que vaya en salsera o en cazuelita aparte.
  • Patatas: son pocos los platos de patata que pueden prepararse con antelación. Depende además del tipo de patata, porque algunas resisten la espera en el frigorífico sin alterarse, pero otras cambian de textura –se ponen zapateras, se dice en lenguaje popular– y adquieren un sabor ligeramente dulzón. (Descarga en PDF: lista de platos de patatas).
  • Verduras: se recalientan entre 4 y 8 minutos. No deben recalentarse más de lo necesario porque entonces empiezan a rezumar agua y quedan encharcadas. Hay que escurrir muy bien la verdura una vez cocida, para que no suelte agua en la espera. Si lleva salsa, debe ser bastante fluida para no dar sensación de densidad.
  • Legumbres y sopas: su calentamiento es sencillo en microondas: de 5 a 10 minutos, sin riesgos. Mejor remover a mitad para acortar el tiempo y hacer un calentamiento más homogéneo.
    • No conviene que el guiso quede muy espeso, para que no “fragüe” en la espera, y tampoco que sobrenade grasa porque se forma una nata desagradable. Cuando está bien frío se retira la grasa y se tapa hasta el momento de recalentarlo. Las cremas pueden enriquecerse con nata pero nunca con yemas porque cuajarían al recalentarlas y darían apariencia de haberse cortado.
    • Si el contenido de la crema es un poco ácido y puede acidificar la nata, entonces conviene añadirla en el momento de servir: en ese caso dejarla en una jarrita para incorporarla a la crema cuando esté caliente.
  • Flanes: para cuajar las verduras, se deben escurrir muy bien y rehogar con mantequilla. Se puede sustituir la leche por nata líquida. Se recalientan mejor si van en molde redondo no muy grueso; de 5 a 7  minutos, sin exagerar el tiempo para que no se endurezca y para que la verdura no rezume líquido. Las verduras más utilizadas para flan son: calabacín, espárragos, espinacas, puerro, guisantes, zanahoria, espinacas, coliflor, alcachofas y espinacas, etc.
  • Timbales: los que mejor se conservan son los de masa quebrada. Recalentar de 3 a 6 minutos. El relleno puede estar compuesto por verduras variadas rehogadas o con salsa rubia, o un solo tipo de verdura ligada con bechamel. Además de la verdura el relleno puede tener queso, jamón, gambas, setas…

puntodelacarne
Es mejor poner por separado salsas y guarniciones, que se deben calentar mucho. En cambio la carne si se recalienta mucho, se reseca

Segundos platos

  • En carnes, lo importante es recalentarlas poco para que no se resequen y evitar en lo posible las carnes a la plancha que son las que más pierden en la espera.
  • Los guisos de pollo se recalientan bien porque a las aves no les viene mal dar un hervor de más. Por ejemplo también se recalientan sin problemas las pechugas en salsa. Los guisos -de cordero, cerdo o vaca- también se pueden recalentar con la salsa.
  • Las carnes asadas es mejor servirlas por separado sin salsa ni guarnición, con la salsa calentada aparte en salsera.
    • Las salsas tienen que resultar más bien ligeras y que no suelten grasa: trabadas. La salsa se puede calentar mucho y en cambio la carne se recalienta lo mínimo para que no se reseque.
    • Las guarniciones van mejor en otra fuente, para que en la espera no “manchen” la carne a la que acompañan y para que ésta se pueda calentar sin endurecerse.
  • En platos de huevos, pescado o carne asada y a la plancha, el tiempo de recalentamiento ha de ser muy breve para evitar el endurecimiento y la sequedad.
Recommended Posts

Deja un comentario