¿Instrumento de trabajo? La belleza. Ni más, ni menos. Y, así como la verdad no se impone, sino que se propone, la belleza igual. Y a eso se dedica Julia Martínez, jefa de estilistas de la revista Telva, a proponer estilos, a no conformarse con la mediocridad en el arte del vestir. Porque así es como se lo toma ella, como un arte. Elegir la belleza. Esa es su propuesta en cada reportaje. ¿Y por dónde empieza este gran negocio? Por su propio hogar, por cuidar de su familia. Sus hijos. Su gente. Porque considera que su casa es “su sitio y su refugio”. Y eso hay que cuidarlo.

1.- Por lo que hemos visto en tu blog, los horarios que tú manejas son variables (viajes, eventos de moda…) ¿Consigues organizarte para llevar tu casa al día? ¿Alguien te ayuda?
¡Hago lo que puedo! Mi madre y mi abuela me inculcaron desde pequeña tener mi casa impecable. No tengo mucha ayuda, hay una persona que viene dos horas todos los días por la mañana y, por ejemplo, los sábados y domingos soy INCAPAZ de salir de casa si no está todo recogido y las camas perfectamente hechas.

2.- Si eres tú misma la que se encarga de las tareas domésticas ¿puedes acordarte de quién te enseñó? (tu madre, tu abuela, una amiga, una tía…)
Ya casi te la he contestado en la primera pregunta. Crecí en medio del campo en un matriarcado gallego. Desde pequeña –al igual que la protagonista de Como agua para el chocolate de Laura Esquivel-, me pasaba horas y horas con mi abuela y su hermana Manola en la cocina. Hacían todo: desde el pan ,la matanza del cerdo y todo tipo de postres deliciosos. Mi abuela vendía leche y también hacía mantequilla y quesos y yo estaba todo el día con ella. Y así, aprendí cómo se limpia y recoge una casa. Me encantaba -y lo sigo haciendo en verano cuando voy a Galicia- poner la ropa blanca a “clareo”, es decir, al sol con jabón para que se ponga más blanca. Desde pequeña, siempre me encantó hacer cosas con las manos… coser, cocinar, dibujar, escribir. Soy la mayor de 11 hermanos y mi madre, aunque tenía ayuda, se ocupaba personalmente de cada uno. A mí me enseñó muchas cosas de la limpieza y organización en una casa.

3.- ¿Puedes describir con franqueza cómo ves estos trabajos y a las personas que se dedican a ellos?
El trabajo de limpieza me parece tan importante como otro cualquiera. Hay personas que lo hacen por hacer y otras que se esfuerzan y lo hacen bien. Ayer estuve en casa de una amiga que tiene cuatro niños pequeños seguidos y no he visto nada más limpio y ordenado. Creo que, como en todo, en la vida “hay de todo”. Gente que hace bien su trabajo y gente que no….

4.- En el ambiente en el que te mueves ¿Consideras que los trabajos vinculados a sacar adelante una casa están reconocidos y son estimados?
Bueno, hay personas que sí los valoran y otras que no. Para mí son importantes en la medida en como hagan su trabajo. Respeto a las personas que se respetan a sí mismas en todas las actitudes de la vida y lo valoro. No soporto a la gente que no pone pasión en lo que hace…¡Yo soy muy pasional! Algunas amigas mías tienen tanta dependencia de la ayuda doméstica que dicen que prefieren que se vaya su marido a que se vaya la chica… Yo ahora estoy muy contenta con el equilibrio que he conseguido… No me importa hacer las cosas de la casa… Eso sí, ¡siempre con buena música de fondo!

5.- ¿Cuándo fue la última vez que te llevaste un disgusto por encontrarte descuidado algo relacionado con tu propia casa? ¿Qué fue lo que encontraste descuidado?
Las Navidades pasadas estuve a punto de echar a la chica que lleva conmigo cinco años. Notaba la casa muy descuidada y eso me puso muy muy nerviosa. La senté en un sofá y se lo expliqué y tengo que decir en su favor que ha mejorado su actitud. Yo respeto su territorio y no me meto en cómo hace las cosas. Ella lo sabe, pero las quiero bien hechas y tiene ‘la desgracia’ -como le dije- de que como yo sé cómo se hacen y el tiempo que lleva hacerlas …pues cuando no están bien, lo detecto enseguida…

6.- ¿En qué detectas tú la falta de profesionalidad en este ámbito laboral? (por ejemplo de lo que hayas vivido en los hoteles en los que te has alojado)
He tenido mucha suerte. Por mi trabajo siempre he ido a hoteles muy buenos en todos los aspectos, incluido éste de la limpieza. Sólo recuerdo una vez un hotel estando de paso en París en el que me metí vestida en la cama a dormir ya que no lo veía limpio. En otra ocasión, en New York -en un viaje privado- me cambié de hotel porque la habitación del que había reservado no me pareció “nada católica” que diría mi madre. Cuando voy a los hoteles -y voy mucho- intento siempre dejar todo recogido y pensar en la persona que tiene que limpiar para facilitarle su trabajo. En mi casa también lo hago, pero mis hijos adolescentes todavía no captan este mensaje… ¡Me cuesta un montón que sean ordenados y que recojan!

7.- Explícanos por qué consideras importante el trabajo del hogar (si es que lo consideras importante) y qué sería de tu casa si éste faltara.
¡Para mí es importantísimo! Mi casa es “ mi sitio y mi refugio” y necesito que esté agradable. Me encanta cuidar los detalles . Algunos amigos y amigas siempre me dicen que les gusta venir a mi casa porque es “muy hogar” y eso es lo que intento, tal y como me enseñaron mi madre y mi abuela.
Si no tengo ayuda, ¡lo hago yo sin dudarlo ¡Todo menos la cama sin hacer y la casa sin barrer!
Graciñas y besiños…

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Manuela
    Responder

    Sigo el blog de Julia y además de ser ella divina, lo que más me gusta son los trocitos que pueden apreciarse de su casa. Esos sofás, la librería blanca, los cuadros con marcos blancos… en fin, el estilazo!

  • Mª Dolores Espasandín
    Responder

    Me alegra mucho que la gente inteligente como tú, deje su sensibilidad en cada una de sus líneas al ser entrevistada. Aparte de tu trabajo personalmente sé…que eres grandiosa por tu gran corazón y por ello en la elección de cada pantalón, cada blusa, cada par de zapatos o cada plato de tu casa, probablemente exista la pincelada de poesía que otros artistas buscan y nunca logran encontrar. Me gusta ojear tus comentarios en la pantalla, pero el gustazo de ojear la revista un domingo lluvioso y gallego, pasando las hojas y apuntando sobre ellas diferentes visiones sobre lo que la moda esboza tampoco lo retiro.
    Un abrazo desde tu tierra.
    L.E.S

  • Macarena
    Responder

    Muy buena esta entrevista, yo me imagino a Julia así, bueno no me la imagino… la conozco personalmente, pero me encantó lo que dijo cuando habló con la persona que trabaja en su casa, y le hizo ver que ella sabe detectar cuando las cosas están bien o no. Porque aparentemente las cosas pueden estar bien, pero uno sabe lo que hay detrás…y ahí es cuando puede decir si están o no están bien. Lo que Julia dice no tiene desperdicio, tendrá una vida de muchas cosas y muchos viajes, pero su casa es su casa y ahí decide ella cómo quiere tenerla.

  • FF
    Responder

    Genial la entrevista y genial la entrevistada….la categoría y el estilo auténticos y verdaderamente elegantes se viven en 360 grados! En esta entrevista se aprecia como una estilista de verdad valora lo esencial que es empezar por “dentro” y se nota! Que importante es empezar por el orden, limpieza y organización de la casa! Enhorabuena por el post!

Deja un comentario