Posted by Anaquitamanchas | Son muchísimos los momentos en los que la actividad humana no puede ser sustituida por la acción de una máquina. Lavar es uno de ellos. Uno de tantos. El tipo de mancha, el tejido, el resultado final que se persigue… son algunos de los factores que intervienen en esta elección. Lavar a mano. Y es que, a veces, los métodos tradicionales se demuestran insuperables. Publicamos hoy algunos consejos para eliminar manchas ‘a la antigua usanza’… que paradójicamente resulta ser la más actual. Este sistema lo empleamos cuando lo indica la etiqueta o con algunas prendas delicadas…

Consejos para lavar a mano

Algunas veces conviene lavar a mano algunas prendas delicadas o ropa de colores intensos que tengan alguna probabilidad de desteñir. También conviene hacerlo cuando la ropa es nueva, sobre todo si es ropa delicada; de esta manera vemos si destiñe o no.

  • Normalmente usamos agua tibia y un jabón para ropa delicada, que suele ser neutro, es decir NO alcalino. Se pone en un barreño o cubo un poco de detergente, suele venir indicada la proporción en el bote de detergente…para 3, 4 ó 5 litros de agua. Se disuelve bien en el agua removiendo con la mano. Si no se disuelve bien, por ejemplo en el caso de la seda, se puede quedar con manchas.
  • Ponemos la prenda en el agua con jabón y la dejamos en remojo entre 3 a 5 minutos máximo. Con la mano colocamos la ropa de modo que penetre de manera uniforme el agua y el jabón. Este paso no lo hacemos con la lana y la seda, no conviene dejarlas en remojo:
    • La lana se puede apelmazar.
    • La seda, lo que se hace es meter y sacar la prenda varias veces en el agua y detergente. Si hiciera falta frotamos alguna zona con cuidado sin retorcer o estrujar de un modo excesivo.
  • Aclaramos las prendas completamente en agua tibia hasta que el agua quede clara, conviene cambiar el agua varias veces (mínimo tres veces).
    • En algunos casos va bien usar toallas para secar el exceso de humedad, por ejemplo, jerséis, medias y ropa interior delicada; se presiona suavemente para eliminar la mayor parte de agua posible y luego se envuelve las prendas en una toalla, apretando suavemente para eliminar la mayor cantidad de agua restante.
    • En el caso de la lana, se deja secar sobre la toalla en una superficie plana.  En el caso de la seda – después de dejarla unas horas dentro de la toalla-  se plancha húmeda.
  • Se cuelgan las prendas sólo en el caso de que el peso del agua no las estire y las deforme… para más seguridad, como se trata de prendas delicadas, no usaremos la secadora.
lavartraposdecocina

¿Sabías que?

Si pones un poco de vinagre blanco al final de todo, en el agua de aclarado -en la proporción de 2 lt de agua y 100 ml de vinagre-  ayuda a eliminar los residuos de jabón.

A la seda le va bien una cucharada de alcohol metílico en el último aclarado, le da un brillo muy bonito – en seda de colores vivos –  y mejora el cuerpo de las prendas.

Recommended Posts

Deja un comentario