Posted by Anaquitamanchas | La mayoría ve basura. Pero una minoría de mentes selectas ve pura materia prima para la creación de nuevas ideas que acaben en inventos útiles. Y es que cuando peor se ponen las cosas… más ideas se nos ocurren. Así es el ser humano. Por eso, cuanto más se habla de redistribución de los recursos, más ideas geniales vienen a nuestros emprendedores. Y con ellos, todo un arsenal de nuevas investigaciones, experimentos, pruebas y nuevos caminos. Estamos en la era de las nuevas fibras. Y aquí entramos en juego quienes nos dedicamos a desmanchar, lavar, planchar… porque ¿Cómo se tratan estos nuevos tejidos? Hay que estar preparados. Para empezar hay que hacerse preguntas. Preguntas útiles. ¿Cómo les afecta el frío? ¿Y el calor? ¿Y el agua? ¿Qué grado de permeabilidad van a tener? ¿Cómo absorben manchas como las de grasa? ¿Cuáles serán sus peores enemigos? Desde Cuatro Frases, pensamos que casi todo puede lavarse. Estamos todavía en los comienzos del uso de estos nuevos tejidos, pero hasta el momento hemos podido resumir la información de esta manera:

Orange Fiber, un producto de mentes italianas

Como ocurre en la mayoría de los inventos, también en el caso de las fibras a base de cáscaras de naranja, la idea no fue buscada, sino que surgió al contemplar la basura llena de esta ‘materia prima’. Hemos hablado con un grupo de expertos y, aunque existen otras fibras conseguidas a partir de la celulosa, como las que provienen de la madera y del bambú, la de la naranja resulta de momento una de las mejores alternativas por su tacto ligero y suave y porque puede ser coloreada e impresa como las telas más tradicionales. Hemos hablado con Fabrizio, un empleado de Salvatore Ferragamo -primera firma en comercializar prendas elaboradas a partir de este tipo de fibra- y nos ha aconsejado lavar siempre en seco cualquier prenda obtenida a partir de este nuevo tejido. En los próximos días, ampliaremos esta información. Porque, en la medida de lo posible, queremos poder dar respuesta ante este tipo de innovaciones.

fibra-de-poliester

Del mar vino un nuevo poliéster...

El poliéster es la fibra más común del mundo para fabricar textiles y ropa, pero es difícil reciclarla con eficiencia. Los investigadores han dado con una manera de descomponer el poliéster en sus sustancias más básicas. La materia prima se puede luego vender a los fabricantes de poliéster que la usan para producir nuevos textiles.  Si esta innovación se hace realidad, los productores podrían fabricar prendas de 100% poliéster reciclado a un costo muy inferior.

También existe un tipo de poliéster llamado poliéster biónico, es el obtenido de la recuperación de los desechos provenientes del mar. Es el típico tejido que se utiliza en prendas de caza, destinadas a uso militar o de deporte. Su tratamiento es lavarlo en agua a bajas temperaturas y en general no le hace falta planchado. 

fibras-de-bambu

El bambú se cuela entre las fibras naturales

Según ecoology, el tejido de bambú, que se obtiene de esta planta natural, tiene apariencia y tacto similar a la viscosa clásica. Su brillo natural es parecido a la seda o al cashmere. Una de sus ventajas es que su suavidad y brillo permanecen tras los lavados. Es una fibra naturalmente suave con propiedades no irritantes para la piel. Es antialérgico. El bambú es un regulador termal: proporciona calidez en invierno y frescor en verano. Es transpirable, antibacteriano y antialérgico. Tiene una caída muy especial. Para lavar este tipo de ropa, -lo que más abundan en la producción de tejidos a partir de este tipo de fibras es la ropa de cama como las sábanas de bambú- se aconseja hacerlo con agua fría y no utilizar nunca suavizante. Otro dato a tener en cuenta es que no conviene distanciar los lavados…

fibra-de-plastico

Ropa de plástico contra el frío... y el calor

Otra información que hemos leído en EFE es que Ingenieros de la Universidad de Stanford han desarrollado un textil basado en el plástico y de bajo precio que entretejido en la tela refresca el cuerpo de manera mucho más eficiente que los tejidos naturales o sintéticos de la ropa que usamos hasta hoy. El estudio, publicado en Science, sugiere que esta nueva familia de tejidos pueden constituir la base de una ropa que mantenga a la gente fresca en climas cálidos sin la necesidad de aire acondicionado. El tejido permite que el calor que el cuerpo emite como radiación infrarroja pase a través del textil plástico. Para hacerlo más similar a la tela, crearon una versión con tres capas, dos de ellas de poliestireno tratado separadas por una malla de algodón para darle más resistencia y espesor. Los expertos siguen con sus investigaciones para añadir más colores al nuevo material y darle características y texturas que lo hagan más similar a la ropa

fibras-de-madera

Tejido a base de... madera. Sí, madera

La pulpa de la madera. Ese es el origen de esta fibra. En realidad, la celulosa comparte propiedades con muchas otras fibras como el algodón, el lino, el ramie o el rayon. Esta se llama tencel. El tencel absorbe bien la humedad según el medio donde se encuentre. La piel puede respirar y permanece seca.Es un tejido cómodo. De tacto suave y agradable. Es especialmente recomendable para las pieles delicadas. Dura mucho: resiste bien el calor y el agua y es casi ‘inmune’ a las arrugas… Tiene brillo y buena caída.

Estamos en la era de las nuevas fibras. Y aquí entramos en juego quienes nos dedicamos a desmanchar, lavar, planchar…
Recent Posts

Deja un comentario