sangre-manchas-solucionesNunca se debe emplear agua caliente. La lana se desmancha con agua oxigenada (una cucharada diluida en una taza de agua fría) o con agua y alguna gota de amoniaco. Los tejidos sintéticos se lavan con agua fría y jabón neutro, sin tenerlos que desmanchar antes.
Lo más importante es no dejar pasar tiempo porque si la mancha se seca será muy difícil que salga. Hay que usar un cubo con agua fría y un poco de amoníaco (por ejemplo 450 ml de agua y 50 ml de amoníaco) y frotar la mancha tamponando -es decir, dando golpes- hasta que poco a poco se vaya diluyendo la mancha, con mucha paciencia. Después, secar con una toalla blanca y, si hiciera, falta con un secador. Todo depende del tamaño de la mancha pero, como en general a las tapicerías no les conviene el agua, no hay que mojar demasiado…

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Ma. Luisa
    Responder

    Si la tapicería es de tonos claros y la mancha de sangre está en un sofá, o en el asiento del carro, no es posible ‘sumergirlo en agua fría’ ni ‘lavarlo con normalidad’: ¿cómo puede hacerse en esos casos? porque tratar sólo la mancha, con la mezcla para desmanchar, es frecuente que deje un cerco que distinga el lugar donde estuvo la mancha -queda más claro- del resto de la tapicería;

    • Cuatro Frases
      Responder

      Tienes razón Mª Luisa, la explicación no es clara. En caso de manchas de sangre en tapicería, lo más importante es no dejar pasar tiempo porque si la mancha se seca será muy difícil que salga. Hay que usar un cubo con agua fría y un poco de amoníaco (por ejemplo 450 ml de agua y 50 ml de amoníaco) y frotar la mancha (tamponando es decir dando golpes), hasta que poco apoco se vaya diluyendo la mancha, con mucha paciencia y después secar con una toalla blanca y si hiciera falta con un secador. Todo depende del tamaño de la mancha, pero como en general a las tapicerías no les conviene el agua no hay que mojar demasiado…

Deja un comentario