Hay que tener conciencia social para querer dedicarse un día y otro a analizar lo que pasa… Para escribir sobre lo que pasa no se puede tener una actitud cómoda ante la vida. Hay que estar en guardia, ojo avizor. Observar lo más cercano y otear el horizonte. Es un don. Hay mil millones de periodistas que escriben artículos de opinión. Hay otros tantísimos que generan gancho. Hay miles que pasan a la historia. Pero pocos que hayan respondido a nuestras preguntas en el blog Cuatro Frases… Uno de ellos es Melchor Miralles. Y es uno de esos periodistas que escudriña, registra, mira con cuidado la realidad que le rodea. Exactamente igual que cualquiera que decide tomarse en serio el trabajo del hogar en su propia casa… o en casa ajena. Porque en este blog nos da igual para quien se realicen. Nos importa que se participe de ellos, que lo que hagamos “lo hagamos bien, con entrega, profesionalidad. Hagas lo que hagas”, nos dice Miralles. Con el trabajo del hogar bien realizado, lo que pasa en nuestras casas importa y mucho. Pero es que además, nos ocupamos también de lo que queda, que es ni más ni menos que el cuidado de las personas. Y eso sí que es permanente en nuestra vida y en la de quienes viven con nosotros.

1.- ¿Le permite su profesión pasar mucho tiempo en casa?
La mitad de la jornada, concretamente la tarde, la paso en casa, pues soy autónomo y trabajo esa media jornada en mi propio domicilio.

2.- Como periodista, ¿Podría describir qué incidencia tienen en su vida las tareas del hogar?
En mi casa tenemos desde hace años una mujer que trabaja como interna. No obstante, y debido a la educación recibida tanto por mí como por mi mujer, algunas de las tareas domésticas las hacemos nosotros. Y los días festivos, lógicamente, también.

3.- ¿Cómo definiría usted los trabajos que conllevan sacar adelante una casa?
Son un trabajo que forma parte de la vida cotidiana. Lo tengo muy claro pues he vivido muchos años solo antes de casarme. Incluso en mi familia, al ser el pequeño de 10 hermanos, lo aprendí desde pequeño. Y de ese trabajo son responsables en igual medida todos los miembros de la familia.

4.- ¿Quién se dedica a ellos en su propia casa? ¿Hay alguna tarea que tenga usted encomendada?
Ya te digo que una persona interna hace durante la semana buena parte de ellos. El resto lo hacemos cada uno de los miembros de la familia, mi mujer, mis dos hijos y yo. Y los festivos lo hacemos nosotros. No hay un reparto establecido. En principio cada uno se ocupa de lo suyo y de lo común nos ocupamos entre todos siguiendo el sentido común de un reparto equitativo.

5.- ¿Cree que el trabajo del hogar está bien considerado en el ambiente en el que usted se mueve o por el contrario es visto como un empleo de menor categoría? ¿Por qué cree que en algún momento se ha llegado a minusvalorar ese trabajo? ¿Y a usted qué le parece, lo considera como una profesión más?
Yo lo considero una profesión más pero es cierto que en muchas familias se considera un trabajo de segunda, lo cual se evidencia mucho en el trato que reciben las empleadas del hogar. Siempre me ha parecido mal, igual que me parece mal que buena parte de los hombres lo considere un trabajo femenino. También me disgusta en las familias escuchar a los hombres decir “yo ayudo en casa”. No es ayudar, no se trata de eso, se trata de repartir la carga de trabajo.

6. -¿Le parece que hay victimismo entre las personas que se dedican a estos trabajos?
Supongo que en la misma medida que en otros, pero no creo que especialmente.

7.- ¿Cuándo ha sido la última vez que se ha encontrado con algo mal hecho relacionado con este trabajo? ¿Qué fue lo que se encontró?
En alguna ocasión con mis hijos platos sin fregar. Pero en general no me sucede.

8.- ¿En qué debería estar basada la profesionalidad al desempeñar este tipo de trabajos? (¿Tiempo, dinero, ideas?)
Formación y tiempo para desarrollar adecuadamente el trabajo. La profesionalidad en cualquier actividad es el cumplimiento adecuado de las obligaciones.

9.- Si tuviera una hija que decidiera dedicarse profesionalmente al trabajo del hogar ¿qué le diría?
A mis hijos les digo que hagan en la medida de lo posible lo que les guste, algo que les llene y para lo que se sientan útiles. No me molestaría ni me preocuparía que una hija o un hijo se dedicara a ello. Le diría lo mismo que cuando me dijeron que iban a ser empresario o psicóloga. Lo que hagas hazlo bien, con entrega, profesionalidad. Hagas lo que hagas.

10.- ¿Puede contar alguna anécdota de cuando era pequeño relacionada con el trabajo del hogar?
Bueno, como era el pequeño de 10 hermanos me cargaban con muchas cosas, y recuerdo con pereza la reiteración en ser quien recogía la mesa y fregaba buena parte de los platos. No había forma de librarse :-))))))

Recent Posts

Deja un comentario