Posted by Anaquitamanchas |Recuerdo que hace tres años una buena amiga argentina me enseñó las compras de ropa que acababa de hacer aquí en Roma. Estaba ‘refeliz’ (como dicen los porteños)… Hasta que nos detuvimos en alguna prenda que otra a leer las etiquetas… Menuda sorpresa: gran parte de sus adquisiciones no se podían lavar o no se podían planchar… un negocio, vamos. Junto a esto, no podemos contar el número de preguntas que nos llegan sobre cómo arreglar desteñidos y ‘encogidos’ en la ropa…
Hasta ahí la anécdota. Y a partir de aquí lo del día a día: cuidar la ropa para que parezca como nueva no es tan difícil y te ayudará a ahorrar. Antes, durante… y después son tres escalones básicos a recorrer en cualquier operación ya sea fácil o difícil. Lo importante es el éxito con el que se remate la tarea en cuestión. En este caso: cuidar la ropa sin que suponge grandes costes. Aquí puedes leer algunas ideas porque lavar la ropa es un proceso y, como en todo proceso, hay un principio y un fin. Los pasos intermedios son los que aseguran la eficacia:

Antes de lavar 

  • Lee las etiquetas de la ropa y conoce bien los tejidos. Si conoces bien las fibras y tejidos puedes lavar en agua, prendas que aconsejan limpieza en seco y que por la composición de la prenda, no hay nada que se pueda estropear en agua; en estos casos conviene hacerlo a mano y cuidando el jabón, secado y planchado. De esta manera ahorras mucho en tintorería.
  • Desmancha la ropa antes de lavarla. Si no intentamos quitar la mancha antes de lavar la ropa, puede ser que se fijen las manchas en la lavadora; a veces hay que volver a lavar y con esto se pierde tiempo y dinero. Por ejemplo los desmanchantes universales son –para mí- muy dudosos, porque el origen de las manchas es muy variado, y por tanto la forma de quitar las manchas estará en función del tipo de mancha del que se trate.

Durante el lavado

  • Lava a mano algunas prendas. Puedes ahorrar si sabes lavar a mano por ejemplo la lana y la seda, la primera si no se hace bien tiene el riesgo de apelmazarse y la segunda tiene el riesgo de romperse (debido a una fuerte acción mecánica).
  • Usa la cantidad de jabón adecuada. Usando la cantidad de jabón adecuada: ni más ni menos, lo mismo la cantidad de suavizante (el exceso produce un color grisáceo). Porque usar poco tiene el peligro de que la ropa no se lave bien y usar mucho también tiene desventajas porque a veces la ropa adquiere un color amarillento. Para mantener la ropa blanca siempre blanca conviene usar detergente con blanqueante y para mantener los colores, detergente sin blanqueante.
  • Elige el ciclo de lavado y temperatura adecuados. Eligiendo el ciclo de lavado y la temperatura adecuados a cada prenda o tipo de prendas. Casi todo se puede lavar a 30º o 40º y subir la temperatura no necesariamente significa conseguir que la ropa esté más limpia.
  • La lejía se usa para casos muy concretos. De igual manera podemos decir que la lejía no es la solución para todo, sino que hay que usarla poco y para casos muy concretos (ropa blanca, manchas imposibles de quitar con otros procedimientos). Como se sabe la lejía debilita las fibras y el exceso de lejía vuelve la ropa amarilla.

Después del lavado

  • Algunas prendas no conviene secarlas en  la secadora. Ahorrarás tiempo y dinero si alguna ropa la cuelgas al salir de la lavadora, porque algunos tejidos no conviene secarlos como el elastano. No es muy difícil estropear la ropa en un ciclo de secado poco apropiado y hoy en día existen muchos tejidos que no conviene secar en la secadora (o secar poco tiempo y con un ciclo corto).
  • Algunas prendas no conviene plancharlas..cuando lo aconseja así la etiqueta, por ejemplo la poliamida. Otras se puede evitar el planchado si se cuida el secado (por ejemplo manteles de mezcla de algodón, poliéster) y así se ahorra tiempo, del que también estamos a veces escasos.
  • Limpia la ropa antes de guardarla (durante una estación). Si antes de guardar la ropa que no está sucia haces una limpieza parcial, por ejemplo, de la que requiere limpieza en seco, con un cepillo con agua y amoníaco.
Recommended Posts

Deja un comentario