Terciopelo, seda, algodón o plástico… Sean del tipo que sean, aunque en principio se sospeche lo contrario, la mayoría de las cortinas se pueden lavar en casa. Publicamos algunas ideas o consejos para lavar las cortinas lo mejor posible sea a mano o en la lavadora.

Las cortinas en general

  • Antes de lavar las cortinas se tienen que cepillar y sacudir, para quitarles el polvo. Se quitan los ganchos, anillas, etc.
  • Es muy importante lavar las cortinas de la manera adecuada, según el tejido.
  • Si se pueden lavar en agua, conviene colgarlas un poco húmedas, de manera que mientras se van secando, adopte la forma adecuada.

Cortinas y telas de algodón, cretonas y otros tejidos resistentes

  • Se sumergen en agua tibia, con un poco de jabón o detergente para prendas delicadas.
  • Se dejan en remojo varias horas, cambiando el agua y la espuma de jabón. Se aclaran abundantemente con agua fría, añadiendo en el penúltimo aclarado, una cuchara de vinagre por litro, con el fin de reavivar los colores.
  • Se pueden lavar las cortinas también en lavadora, máximo a 30º de temperatura, y después de haberlas tenido en remojo por algunas horas, en agua tibia y espuma de jabón.
  • Se secan al aire, colgadas de cuerdas. Suele ser necesario plancharlas.

Visillos ligeros de fibras naturales

  • Son delicados y basta tenerlos en remojo en agua tibia durante una hora. Se lavan con jabón neutro y agua tibia, sin restregar; se aclaran con agua fría.
  • Estando muy mojados, se cuelgan en cuerdas limpias, a la sombra, sin que queden arrugas, para evitar plancharlos.

Visillos ligeros de fibras sintéticas

  • Se lavan con agua fría y detergente, dejándolos en remojo por dos horas. Se aclaran rápidamente con agua fría. Estando muy mojados, se cuelgan en cuerdas limpias, a la sombra, sin que queden arrugas, para evitar plancharlos.
  • Si el tejido es resistente, también se pueden lavar en lavadora, a temperatura máxima de 30º y sin centrifugar, para evitar tenerlos que planchar.

Cortinas de plástico

  • Se limpian con una esponja impregnada de agua fría y espuma de jabón.
  • Con otra esponja limpia y bañada en agua tibia, se aclara ; nunca se utiliza agua caliente.

¿Cómo limpiar cortinas delicadas?

Algunas cortinas requieren un cuidado especial y en general no se pueden lavar en agua. Existen algunos métodos que se pueden emplear, como cepillar con agua y un poco de amoníaco, pero en general si se duda, es mejor llevarlas a una buena tintorería…

Cortinas de seda, damasco o raso

  • Son muy delicadas; en general es preferible la limpieza en seco.
  • En caso de que no sean telas antiguas, ni especialmente finas, se pueden lavar en agua, dejándolas en remojo en agua tibia con jabón, no más de una hora. Se aclaran con agua tibia, añadiendo al penúltimo aclarado una cuchara de amoniaco, por cada litro de agua. Se extienden para secar a la sombra.
  • No se lavan nunca en la lavadora, ni se puede utilizar lejía o agua muy caliente.
  • Suele ser necesario plancharlas.

Cortinas de terciopelo

  • Los terciopelos sintéticos, que sean lavables, se sumergen por pocos minutos en agua fría con espuma de jabón neutro. Se aclaran con agua fría, poniendo en el penúltimo aclarado una cucharada de vinagre, por cada litro de agua. No se escurre, ni se frota. Se cuelga a la sombra.
  • Los terciopelos de algodón, seda, etc. que no son lavables, se pueden cepillar por el revés, con un cepillo bañado en agua y amoniaco, una cucharada por litro. Después se cepilla por el derecho, delicadamente, con el cepillo apenas humedecido. Se seca al aire y a la sombra. En general es recomendable la limpieza en seco
  • Se plancha si es necesario, por el revés, poniendo un paño entre la plancha y la tela, con plancha a vapor y -si no es posible- con la plancha normal y humedeciendo el paño. No se tiene que hacer presión. Hay que mantenerlo bien extendido, hasta que esté completamente seco y frío.

.lavarlascortinas4f

Recent Posts

Deja un comentario