Posted by Anaquitamanchas | Resulta casi evidente que el exceso de cal afecta y mucho a los electrodomésticos, pero no lo es tanto- o más bien se ve a largo plazo- cómo afecta a la ropa… dejando muchas veces efectos que no tienen remedio. Por ejemplo, las sábanas blancas adquieren un tono grisáceo,  las toallas no están tan suaves como deberían… etc; son ese tipo de efectos los que produce el agua cuando tiene mucha cal.

El agua con mucha cal -agua dura-, reduce el poder limpiador del detergente y obliga a gastar más cantidad de producto para conseguir que la ropa quede limpia. Esto se debe a que se producen reacciones de intercambio aniónico que hacen precipitar las sales de calcio y magnesio

Soluciones al exceso de cal

  • El agua dura deja minerales depositados sobre las superficies con las que entra en contacto, como es el caso de nuestras prendas de ropa, por lo que puedes llegar a encontrar manchas de cal al sacar la ropa de la lavadora y notarás la ropa más áspera. Además de las posibles manchas, cabe destacar que la ropa -especialmente las sábanas se oscurece cuando la cal entra en contacto con las fibras textiles. Las prendas blancas serán las que más rápidamente notarán los efectos de la cal, porque los tejidos se cubren de sales insolubles y producen un  aspecto grisáceo.
  • También las aguas duras dejan estos residuos en desagües y tuberías, provocando problemas en la lavadora que acortarán su vida útil. Por eso en las zonas con agua dura se recomienda usar productos antical. Hay trucos caseros eficaces y tan sólo disponiendo de algunos productos conocidos y habituales: una botella de vinagre blanco, un bote de bicarbonato sódico y unos pocos limones.
    • El limón nos servirá para frotar las manchas blancas de cal de nuestros grifos. Si las huellas de cal están muy asentadas, se calienta un litro de vinagre blanco y se vierte sobre la zona afectada, dejamos reposar durante la noche y frotamos al día siguiente con estropajo. Si persiste repetiremos esta acción, porque una vez eliminado podremos continuar con una labor de mantenimiento que evitará la aparición y asentamiento de la cal.
    • El bicarbonato desinfecta y descalcifica.  En un vaporizador vacío, se introduce una cucharada de bicarbonato, un vaso de vinagre, un poco de lejía -mas o menos un tapón- y dos vasos de agua. Se agita todo para que quede bien mezclado y se pulveriza sobre el área a tratar. Después se frota y se aclara con agua.
limonescuatrofrases
Recommended Posts
Comments
  • Gabriela Micioni
    Responder

    Muchas gracias!

Deja un comentario