Posted by Anaquitamanchas | El típico momento en el que no puede entrarte la prisa es a la hora de meter ropa en la lavadora. Uno de los objetivos para que una prenda salga limpia y lista para planchar, sin encontrarte por sorpresa con indeseables manchas que no han llegado a eliminarse tras su paso por la máquina, es dedicarle unos minutos a desmanchar la suciedad ‘visible’… porque también está la ‘invisible’, que suele provenir de frutas, café, té hierba, Coca-Cola, tabaco, vino tinto, cerveza, perfumes, medicamentos… etc. Son las famosas manchas de tanino y si son frescas salen bien, pero si son antiguas… hay que dedicarles mucho más tiempo.

¿Cómo preparar la ropa antes de lavarla?

Es el clásico momento en el que te haces un favor. Si el objetivo es que las prendas queden bien lavadas… hay que allanar el camino. Dejar los botones desabrochados y los bolsillos vacíos… por ejemplo, si se deja un pañuelo de papel, éste se deshace dentro de la lavadora y deja todo lleno de pelusas blancas… Hay que vivirlo para saber lo que nos ahorramos todos cuando nos aseguramos de que los bolsillos no contienen este tipo de ‘sorpresas’… Y si por un error se deja un bolígrafo… ¿alguien puede llegar a imaginarse la tinta esparcida por todo la prenda? Pues cuando se ha vivido, se entiende que compensa tomarse la ‘molestia’ de revisar. Peor aún: lavar un pantalón con cartera de piel incluida.. con todos los documentos y demás… a mí me pasó una vez. Y ya se ve que me marcó, todavía me acuerdo.

Compensa asegurarse bien dándole la vuelta a todos los bolsillos antes de meter la prenda en la lavadora. Así de paso se lava mejor esa zona de entretela.

  • En general…las manchas no las “pone” la persona que lava la ropa ni generalmente la lavadora. Con una excepción…la famosa lejía. En el lavadero o zona donde se lava la ropa, no suelen nacer las manchas. Dije con excepción de la lejía porque si se trabaja con este producto y no se tiene cuidado, puede ser que, por un descuido, se caiga alguna mancha sobre la ropa que se está lavando.
  • El resto de las manchas estaban ya, pero por alguna razón no se veían y las vemos a veces cuando ya está lavada la ropa. Se trata de quitar manchas, no de ponerlas…¿cuáles son esas manchas?

Las manchas de tanino suelen ser de perfume, y a veces no se ven hasta el final del proceso de lavado

Las manchas que aparecen y creíamos que no estaban son… las manchas de tanino. Si es fresca, se elimina bien. Pero si se deja pasar o se somete a temperatura alta o se usa un detergente alcalino para eliminarla, la mancha se fija

El origen de algunas manchas misteriosas...

  • Las manchas que aparecen y creíamos que no estaban son…las manchas de tanino. El tanino es una substancia presente en muchas frutas, café, té, hierba, coca-cola, tabaco, vino tinto, cerveza, perfumes, medicamentos, etc. La mancha de tanino si es fresca se quita bien, si es vieja requiere tiempo.
  • El tanino cuando entra en contacto con la albúmina de las fibras naturales, principalmente lana y seda, el tanino reacciona químicamente y provoca un cambio de coloración amarillo-ocre que dificulta el desmanchado.
  • Si sometemos la mancha a temperatura o usamos un detergente alcalino, se acelera esta reacción y la mancha se fija. Estas manchas son de color amarillo-ocre y aparecen cuando sacamos la ropa que ha estado guardada unos cuantos meses.
Recommended Posts

Deja un comentario