Posted by Anaquitamanchas | No queremos dar un discurso triunfalista… pero la verdad es que en esta web, sobre el cuidado de la ropa, tenemos el firme convencimiento de que TODO TIENE ARREGLO. Y si no, que la gente lea esta especie de ‘tratado’ sobre manchas de grasa…

Resulta que lo que venimos a decir es que no son las manchas más difíciles de quitar, pero hay que tratarlas siempre antes de lavar la ropa, si no, no salen. Mi experiencia es que algunas salen con talco, otras con spray tipo Cebralín, otras con trielina y otras con amoníaco y jabón neutro…¿cómo se sabe qué es eficaz para cada mancha de grasa?… También hay que tener en cuenta que las fibras sintéticas son oleófilas, es decir: retienen con fuerza la grasa. En todo caso las manchas de grasa son muy frecuentes.

Todas las grasas son insolubles en agua teniendo una densidad significativamente inferior. A nivel coloquial, empleamos la expresión mancha de grasa para referirnos a diferentes tipos de manchas producidas por algún tipo de materia aceitosa; como no son solubles en agua, es muy difícil eliminarlas con los medios disponibles en casa a nivel doméstico.

Diferentes tipos de lo que denominamos “grasas”

  1. Grasas de origen mineral: son aquellas producidas por sustancias de origen petrolífero, como el betún, el alquitrán etc.
  2. Grasas de origen animal: las producen productos que utilizamos habitualmente como la manteca o grasa de cerdo, el sebo, los aceites de pescado etc.
  3. Grasas de origen vegetal: son las producidas por los aceites corrientes como el de oliva, el de girasol, coco, etc…

grasa-en-la-ropaLa gran diferencia a la hora de eliminar manchas de grasa

  • Las manchas de grasa mineral: no son saponificables. Su estructura química no permite más que emulsionarlas mediante la acción de los tensoactivos. Son estables hasta los 100º C, por lo que es inútil hacer un prelavado. Conviene hacer 2 ó más lavados a alta temperatura o tratarlas con un disolvente orgánico – por ejemplo tricloretileno-  antes del lavado.
  • Las manchas de grasa de origen animal o vegetal: puede emulsionarse con tensoactivos, y sobre todo con los detergentes enzimáticos. Para quitar las manchas de grasa, se necesitan altas temperaturas de lavado, que no resisten algunas fibras sintéticas. Para que el tejido no se estropee se aconseja frotar con una solución concentrada de deter­gente la zona manchada, para que se emulsione la grasa, aclarando después con agua fría, hasta que quede limpia o bien lavar con detergen­te enzi­mático.

Es importante saber con precisión el origen de la mancha para posteriormente aplicarle un producto y tratamiento adecuado. No todas estas sustancias, se disuelven en el mismo tipo de solvente. Hay que comprobar si la grasa está en estado puro, o por el contrario arrastra con ella otros componentes, porque hay manchas que no sólo contienen grasa…sino algo más…

Grasa… y no solo grasa

  • Por ejemplo, cuando nos referimos normalmente a una mancha de grasa de coche o de aceite de motor, hay que tener en cuenta que en ella van disueltos diversos componentes como la carbonilla de una combustión, óxidos de metales provenientes del rozamiento, colorantes y pigmentos, etc. Podremos eliminar fácilmente el agente graso de la mancha, pero nos quedará en el tejido un resto de mancha cromática de color negro y para eliminarla deberemos emplear otros métodos.
  • Lo mismo ocurre con las manchas de salsas. Podemos eliminar el aceite que contienen, pero posteriormente tendremos que resolver la eliminación de la mancha de color que nos queda, producida por los componentes vegetales que llevaba la salsa: tomate, verduras, etc. Estos componentes diversos de la salsa, tienen tratamientos distintos a la hora de tratarlos.
  • Otro caso conocido y común es el de las manchas de cera de las velas. Cuando provienen de una vela de cera blanca, bastará con disolver la cera en un solvente, pero cuando se trata de una vela de color rojo, o negro, (tan habituales hoy en día) después de eliminar la mancha de la cera, comprobaremos que el tejido ha quedado teñido del color de la misma. Esta, ya no es una mancha de grasa, sino pigmentaria, producida por el colorante, tinte, que llevaba la cera. En este momento deberemos abordar la eliminación de la mancha con otro método o sustancia, por ejemplo con un oxidante.

Los factores a tener en cuenta para resolver eficazmente la eliminación de una mancha de grasa son el tiempo que esta lleva depositada en el tejido, y la composición y propiedades de las fibras textiles de que está formado el tejido. Dada la gran diversidad de las mismas tendremos que emplear sustancias adecuadas a cada una de ellas, para no dañarlas.

Recommended Posts

Deja un comentario