¿Quieres restaurar muebles en casa? ¿Cuál es la mejor manera de envejecer espejos? Es difícil saber qué recorrido va a tener la moda vintage en la decoración… Lo que está claro es que nos ahorramos un dinero si nos lanzamos a realizar pequeñas tareas de restauración en casa. Para quien esté en condiciones de hacerlo, queremos aportar desde Cuatro Frases esta pequeña dosis de información sobre tres productos adecuados -ácidos- para eliminar la cal de objetos donde se haya depositado, envejecer espejos y limpiar tapicerías. Esperamos que sea muy muy muy útil… y que podamos evitar accidentes sin arreglo.

Tres ácidos que se utilizan en restauración

Los ácidos son sustancias que pueden formar sales combinándose con algún óxido metálico u otra base de distinta especie. Son múltiples; sólo hablaremos de los que tienen que ver con la restauración.

  • Ácido Muriático: químicamente es ácido clorhídrico.
  • Agua Fuerte: ácido nítrico diluido en corta cantidad de agua.
  • Vinagre: ácido acético y agua.

Ácido muriático

El ácido muriático es el nombre común del ácido clorhídrico. Es un gas incoloro, algo más pesado que el aire, muy corrosivo y compuesto de cloro e hidrógeno. Se emplea comúnmente disuelto en agua, que lo absorbe en gran cantidad; ataca a la mayor parte de los metales y se extrae de la sal común.

En restauración solamente se utiliza para envejecer espejos; aplicándolo sobre el azogue de la parte posterior del espejo. Se usa primero decapante para quitar la pintura, se retira con una espátula de plástico. Después se aplica el ácido, mejor en pulverizador. Pulverizaremos un poco en los bordes del espejo, porque son estas zonas las que primero se dañan con el paso del tiempo en un espejo. No hay que esperar mucho, en un minuto más o menos habrá actuado el ácido en la capa reflectora del espejo. Inmediatamente se retira el exceso de ácido con las toallas de papel y se pasa un trapo humedecido para limpiar el ácido.

Usos del ácido muriático en la limpieza

  • Se usa para limpiar la cerámica y las uniones entre baldosas, especialmente en aquellos espacios como el baño que acumulan mucha cal. Para hacerlo se mezcla 1 parte del producto con 10 de agua. Se deja actuar 5 minutos y luego frota con un cepillo duro. Luego aclara con abundante agua.
  • También sirve para quitar la cal del WC. Llena un cubo de plástico con cuatro partes de agua y una parte de ácido muriático, haciendo una mezcla al 25%.  Cuando hay que diluirlo se añade el ácido al agua, nunca el agua al ácido. Vierte la solución en el WC. Déjalo actuar durante una hora, después  deja correr el agua del WC varias veces.

Agua fuerte

Ácido nítrico diluido en poca cantidad de agua; se llama así por la facilidad con que disuelve la plata y otros metales. Es un líquido incoloro, fumante, corrosivo y algo más pesado que el agua.

Hay que utilizarlo evitando cualquier contacto con la piel; también es dañino por inhalación, por lo que se aconseja utilizar máscara y estar en ambiente ventilado.

En restauración se utiliza para envejecer espejos y patinar el estaño. Para que quede bien, se aplica taponando con una muñequilla o esponja, preferiblemente fijadas a un palo, para mayor precaución. Se neutraliza con agua.

Elimina con facilidad restos de cemento y pinturas; pero se debe probar previamente para que no estropee los materiales que se desea limpiar.

Vinagre

El vinagre es un líquido agrio y astringente, producido por la fermentación ácida del vino, y compuesto principalmente de ácido acético y agua.

En restauración se emplea para:

  • Eliminar la cal de objetos donde se haya depositado; el problema es el fuerte olor que tiene. No estropea los metales. Se usa con la frecuencia adecuada, dependiendo de la cantidad de cal que tenga el agua.
  • Envejecimiento de espejos con azogue suave.
  • Limpieza de tapicerías:  es una buena opción para eliminar manchas superficiales, pero después de usarlo, te conviene aplicar un poco de agua con jabón para asegurar una limpieza profunda.
  • Limpieza de madera: haz una mezcla de 250 ml de agua y 50 ml de vinagre blanco. Moja en esta mezcla un paño de algodón y limpia la madera.
Para diluir las sustancias ácidas,  se añade el ácido al agua, nunca el agua al ácido
restaurarmuebles
El vinagre tiene un poderoso efecto desinfectante y desodorante, elimina las bacterias
Recent Posts

Deja un comentario