Sillones. Los hay de todo tipo. Dicen que fueron los egipcios quienes los inventaron… y los romanos quienes los comercializaron. Hasta el año 1700, tener un sillón era un lujo. Ahora ya no. Hoy en día son de lo más común. Lo que puede no estar tan extendido es el hecho de mantenerlos en buen estado. ¿Qué es más fácil de mantener un sillón tapizado o uno de cuero? Publicamos hoy esta breve información que ayude a limpiar sillones de cuero y a mantener bien cuidados los tapizados.

Descubre aquí cómo se limpian los sillones de cuero

  • Para mantener los sillones de piel en buen estado, hay que aspirarlos con cierta frecuencia por ejemplo una vez a la semana o cada 15 días, para eliminar el polvo que se acumula cada día. También se puede quitar el polvo con una microfibra seca.
  • Existen productos para el cuidado de la piel que la engrasan y suavizan para que dure más. Se echa el producto y se pasa una microfibra seca para distribuir el producto de manera uniforme. Se frota para que quede brillante.
  • Cuando la piel está ya cuarteada, por el uso, los años etc…le va bien que apliquemos betún de zapatos en crema, del mismo color que el sillón o sofá o de color neutro, que penetre bien la piel, después frotar para sacar brillo. Esto también va bien en el caso de que haya perdido color en alguna zona. Pero esto no hay que hacerlo con frecuencia si no sólo cuando sea necesario y, sobre todo, hay que asegurarse de que el betún penetre a fondo dejándolo unos dos o tres días…y comprobar -antes de sentarse- que ya no mancha.

Si quieres mantener el color de los sillones de piel, es mejor que no les dé el sol directamente

limpiartapiceria04-4f
sillatapizada

Limpieza de sillones tapizados

  • Los sillones tapizados pueden ser de muchos tipos. Si tienen cremallera y se pueden lavar las fundas, se lavan en la lavadora con programa suave (corto y con poco centrifugado).
  • Si no tienen cremallera conviene aspirarlos de vez en cuando, utilizando el accesorio adecuado de la aspiradora.
  • Si hiciera falta se podría limpiar cada cierto tiempo con un barreño con 0,5 lt de agua y 50 ml de amoníaco. Mojamos un cepillo en esta mezcla, frotamos el sillón y vamos secando con paño blanco de algodón.
Recommended Posts
Comments
  • María
    Responder

    Me ha gustado lo del betún de zapatos

Deja un comentario