Posted by Alicia Bustos | Esta entrada ha sido fruto de una pregunta que nos ha llegado recientemente. La falta de tiempo, la falta de ideas y… el exceso de iniciativa la han hecho posible. Es una propuesta de organización para ‘madres en apuros’ a la hora de querer hacer bien las cosas cuando se trata de cuidar a nuestra gente pero que por motivos de trabajo, colegios, actividades extra… no comen en casa.

¿Qué hacer? Sigue estos pasos

  • Comprar fiambreras que se puedan meter en el congelador y en el microondas: aunque no siempre se congele la comida, para las veces que sí se haga, vienen bien. A mí me gustan rectangulares, cabe lo mismo un muslo de pollo que un puré. Que la tapadera cierre muy bien y no se abra al volcar y que resista frío y calor.
  • Hacer un planteamiento semanal para poder unificar algunas elaboraciones, teniendo en cuenta las cosas que se pueden congelar y las que no. Pensar una lista de platos que gusten, sean equilibrados y se mantengan bien. Y se deja para la cena las cosas que quedan mejor recién hechas como las ensaladas, los fritos o la ternera a la plancha.
  • Menús equilibrados: un primero de pasta, patata, arroz o legumbre seca y un segundo de carne, pescado o huevo. La verdura es un complemento del primero o el segundo y alguna vez puede ser primer plato; a esa edad hay que acostumbrar a comer verdura pero no hace falta darle protagonismo, basta con acompañar el segundo plato con tomate o champiñón, o poner algún ingrediente de verdura en el primero.
  • Platos que se pueden congelar: todos menos los que cambian la textura.
    • Quedan bastante mal –aunque hay quien come de todo- la pasta, el arroz, la patata y la legumbre.
    • Los purés si se congelan luego tienen una pinta horrible y hay que batirlos, pero malos no quedan.
    • Las carnes no quedan mal.
    • Si alguna vez se hacen canelones, albóndigas o pollo en salsa se puede hacer el doble y congelar para la semana siguiente.

Lista de platos

Para hacer un menú semanal a mí me gusta manejar listas de platos que sé que gustan y quedan razonablemente bien. Y pienso una semana, quince días o un mes de menús para organizar la compra de comestibles y la elaboración. Una posible lista de platos podría ser:

Primeros Platos:

  1. Macarrones con tomate
  2. Macarrones son salchichas a rodajas y kétchup
  3. Macarrones con cuadritos de jamón y queso
  4. Macarrones con atún y tomate fresco
  5. Pasta con salsa italiana
  6. Canelones de carne o atún
  7. Canelones de espinacas a la crema con queso
  8. Puré de patata con relleno de atún
  9. Puré de patata con queso
  10. Puré de patata con carne
  11. Patatas guisadas
  12. Patatas guisadas con puerro y zanahoria
  13. Patata cocida en ensalada con atún y tomate
  14. Patata cocida con salsa de queso
  15. Paella
  16. Arroz blanco con tomate
  17. Arroz en ensalada con palitos de cangrejo
  18. Arroz con manzana y pasas
  19. Lentejas
  20. Garbanzos
  21. Alubias
  22. Espinacas a la crema
  23. Judías verdes con patata
  24. Puré de verduras o Flan de verduras

Segundos Platos:

  1. Pollo frito
  2. Pollo asado
  3. Pollo empanado
  4. Pollo en salsa
  5. Pechuga a la plancha
  6. Pechugas con jamón y queso
  7. Lomo a la plancha
  8. Lomo asado con queso y piña
  9. Lomo con pimientos
  10. Magro de cerdo empanado
  11. San Jacobo de cerdo con jamón y queso
  12. Magro de cerdo guisado
  13. Hamburguesa
  14. Albóndigas con salsa
  15. Albóndigas con tomate
  16. Pastel de carne
  17. Filete empanado
  18. Carne en salsa
  19. Merluza rebozada
  20. Hamburguesas de pescado
  21. Tortilla de patata
  22. Huevos duros rellenos de atún
  23. Tortilla de jamón y queso
  24. Tortilla de gambas

He puesto 24 primeros y 24 segundos. Para cambiar, modificar y adaptar a los propios gustos, claro. Casi todos los segundos platos de carne pueden hacerse en más cantidad y congelar para otro día. De los primeros yo sólo congelaría las verduras porque lo demás no me gusta mucho como queda… pero se puede hacer, si se ve que lo comen sin rechistar… ya vendrán tiempos mejores. Yo tengo amigas que cocinan la mañana del sábado para toda la semana, lo congelan todo y van sacando. Otras cocinan lunes y miércoles: un par de días en la nevera aguanta cualquier cosa, si no ha tenido malos tratos.

Para mantener el plato en buenas condiciones se enfría lo más rápidamente posible y se tapa cuando ya no está caliente. Y si no se congela se mantiene en la nevera.

Si quieres, puedes descargar la lista de platos en PDF.

Recommended Posts

Deja un comentario